Chilpancingo, Guerrero.- Por el déficit que mantiene la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach), el alcalde perredista Antonio Gaspar Beltrán anunció que, así como Telmex y Cablemas, el municipio cortará el suministro de agua a deudores.

A pesar de que este servicio público es uno de los más irregulares en la capital del estado, el presidente municipal amagó con dejar de dar el servicio a quienes no tengan al corriente sus pagos con la paramunicipal.

Las declaraciones las realizó hoy durante una entrevista en una radiodifusora local luego de informar que la Capach tiene un déficit de cinco millones de pesos.

"La gente dice que no paga el servicio porque no tienen agua, y es entendible", señaló el alcalde quien detalló que para que las casas tengan agua tres veces por semana los sistemas de bombeo tendrían que trabajar las 24 horas y se incrementaría el costo del servicio.

A pesar de la situación financiera que presenta la Capach, Antonio Gaspar descartó que la paramunicipal se vaya a privatizar, aunque aceptó que sí hay empresas interesadas en hacerse cargo de la comisión de agua potable".

También pidió solidaridad y un trato preferencial de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), "pues el servicio que presta el municipio no es con fines lucrativos".

Finalmente, justificó las acciones anunciadas respecto al corte del servicio a usuarios y pidió comprensión de los chilpancingueños, aunque dijo que tratarán de que "no salgan perjudicados los contribuyentes cumplidores".