Cuernavaca, Morelos.- El presidente municipal electo de Cuernavaca, Francisco Antonio Villalobos Adán, rindió protesta en plena calle, pues las instalaciones del Ayuntamiento fueron cerradas desde la noche del sábado.

"Protesto guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la particular del Estado de Morelos, las leyes que de una y otra emanen y cumplir leal y patrióticamente con los deberes del cargo de Presidente Municipal”, expresó el Edil al rendir protesta frente a las instalaciones del Museo de la Ciudad de Cuernavaca, sobre la avenida Morelos Centro.

La noche de este sábado las instalaciones, tanto del Museo de la Ciudad, donde Villalobos llevaría a cabo la toma de protesta, como del Ayuntamiento permanecieron cerradas.

Alrededor de las las 10:00 horas de forma extraoficial se confirmó que Marisol Becerra intentó rendir protesta como presidenta municipal en las instalaciones resguardadas por policías del Ayuntamiento, sin embargo, no alcanzó el quórum suficiente de regidores para lograrlo.

En la sesión solemne de Cabildo que encabezó, Villalobos Adán advirtió que si la síndico no rinde protesta en un plazo de tres días será depuesta del cargo.

"El artículo 2 de la Ley Orgánica se exhorta con carácter de urgente a la Sindico Marisol Becerra de la Fuente y a los regidores que dejaron de asistir a la sesión solemne, sin acreditar justa causa, para que se presenten en un término de tres días máximo ante esta autoridad a rendir esta protesta de ley, con el apercibimiento que en caso de incomparecencia se llamara a los suplentes”, dijo el Edil Villalobos.

Solo dos regidores electos de Cuernavaca atendieron la convocatoria de Becerra, mientras que a la sesión solemne convocada por Villalobos acudieron 9 de los regidores.

A la toma de protesta asistieron dirigentes y legisladores federales y locales de Morena, incluso la presidenta nacional del Movimiento de Regeneración Nacional, Yeidckol Polenwsky, quien advirtió que apoyarán la gestión del edil y miembro de su partido.

"Estamos, como diría el Presidente ‘amor y paz’, nosotros no traemos bronca con nadie, no nos queremos pelear con nadie, quien se quiera pelear, se va a pelear solo porque nosotros no vamos a caer en provocaciones”, dijo.

El alcalde citó a la próxima reunión de Cabildo para 1 de enero a las 00 horas con 15 minutos, con el objetivo de tomar control de las instituciones, pero el equipo de entrega recepción ha adelantado que antes del 15 de enero estará terminado el proceso.