Chilpancingo, Guerrero.- Ante la situación de violencia que ha alcanzado a la clase política de Guerrero, y luego de que el presidente municipal de Teloloapan, Robel Patiño Urióstegui huyera de su municipio por amenazas, el edil de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena dijo que ser alcalde en estos momentos es un cargo de riesgo.

Entrevistado este jueves al concluir un evento en Casa Guerrero en Chilpancingo, Leyva Mena dijo que no es lo mismo ser alcalde ahora que hace 30 años, pues actualmente se tienen que enfrentar a temas nuevos como la violencia y grupos de la policía comunitaria.

“Ser alcalde es un cargo de riesgo, no es lo mismo ser alcalde en este momento que hace 20 o 30 años son temas nuevos, temas de la policía comunitarias, tema de las organizaciones criminales, creo que son cargos de mucho riesgo, sin embargo, aun a pesar de ese riesgo tiene que estar uno trabajando en la responsabilidad de la legalidad, y el mandato popular nos da”.

A inicio de la administración, Leyva Mena interpuso una denuncia ante la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR), luego de que recibiera amenazas de supuestos integrantes de la delincuencia organizada, quienes le exigían el pago de cuotas.

Luego del asesinato el año pasado del alcalde perredista de Pungarabato Ambrosio Soto Duarte, quien también había recibido amenazas de integrantes de la delincuencia organizada, Leyva Mena anunció que reforzaría su seguridad y la de su familia, pues no le haría al héroe.

Caso Demetrio Saldívar

Cuestionado sobre el proceso que se le sigue al encargado de enlace del programa Fortalecimiento a la Seguridad (Fotarseg) del municipio, Efraín Zúñiga Cortés, luego de que fuera interrogado por la fiscalía, tras el asesinato de quien fuera el secretario general del PRD, Demetrio Saldívar Gómez, Leyva Mena dijo que continúa las investigaciones, y que si él tiene que declarar lo hará.

“Que continúe la investigación, yo lo he comentado si tiene que declarar el licenciado Zúñiga tiene que declarar, si tiene que declarar Marco Leyva tiene que declarar, si tiene que declarar el Cabildo tiene que declarar, estamos nosotros totalmente proclives a que este tipo de situaciones coadyuvemos de manera directa”.

Aunque dijo no separará del cargo a Zúñiga Cortés mientras se realizan las investigaciones, pues “la constitución te dice  que todo mundo es inocente hasta que demuestre  lo contrario, no podría bajo presunciones de esta naturaleza tomar decisiones así”.

Fue el propio Zúñiga Cortés quien el día martes informó que había sido interrogado por dos fiscales de la fiscalía de Guerrero, sobre las declaraciones de la viuda de Saldívar Gómez, y regidora Nancy Soraya Cruz García, quien señaló irregularidades en el manejo del recurso en materia de seguridad.