México.- Esteban Abel Sánchez Campos, presidente municipal de San Antonino Castillo Velasco, Oaxaca, fue denunciado ante la Fiscalía General de  ese estado por el delito de “propagación de enfermedad”, debido a que no acató los protocolos para evitar los contagios de Covid-19 entre la ciudadanía.

Así lo dio a conocer la directora de Asuntos Jurídicos de los Servicios de Salud de Oaxaca, Elena Elizabeth de la Rosa Revilla, quien acusó al presidente municipal de violentar normas y lineamientos sanitarios epidemiológicos que ponen en peligro a la sociedad, con la apertura del tianguis de venta de ganado.

Cuando se anunció la fase 3 de la pandemia, en franco reto a las autoridades federales y estatales, al alcalde aceptó la instalación del tradicional Baratillo de San Antonino Castillo Velasco, sin embargo, se suspendió tras registrarse un brote de coronavirus y varias defunciones en la comunidad.

Ahora, aún en semáforo rojo, el cabido autorizó la apertura del mercado y el Baratillo, con recomendaciones de uso de cubre bocas, gel, tener agua y jabón y guardar la sana distancia.

El director de Mercados, Darío Roberto Campos Martínez, precisó que por acuerdo de cabildo se aceptó abrir el espacio, siempre y cuando se cumpla con las medidas de seguridad, mismas que serán obligatorias para los comerciantes de ganado y visitantes.

El Baratillo de la Villa de San Antonino Castillo Velasco se abrirá de 6 de la mañana a las 14 horas, con estrictas medidas sanitarias para evitar la propagación del Covid-19, dijo.

Ante tal hecho, los Servicios de Salud de Oaxaca interpusieron la denuncia penal en contra del presidente municipal de San Antonino Castillo Velasco, Esteban Abel Sánchez Campos, por el delito de “propagación de enfermedad”.

Actualmente se contabilizan en ese municipio 43 casos positivos de covid-19. El deceso más sonado ocurrió en ese lugar, cuando el pasado 26 de mayo una persona cayó muerta en plena calle, con síntomas de coronavirus.