México. Notimex.- El alcalde de Centro (Villahermosa), Evaristo Hernández Cruz, señaló que determinó dar marcha atrás a la venta del actual Palacio Municipal para construir con el dinero obtenido uno nuevo a unos 14 kilómetros fuera de la ciudad, así como no concesionar ya el servicio de agua potable a la población.

Indicó que se reflexionó en su gobierno, la opinión del presidente Andrés Manuel López Obrador, sobre sus críticas acerca de la política de privatización en el país, luego que lo cuestionaron el jueves pasado en su conferencia matutina.

Por lo tanto, expuso que se tomó la decisión de no continuar con la propuesta de venta y ahora se consultará con especialistas sobre las actuales condiciones del edificio del Palacio Municipal, porque hace cerca de una década hubo un estudio y se declaró que el edificio estaba vencido.

Entrevistado en una estación de radio local, mencionó que es una estructura de tridilosa al igual que dos puentes cercanos que serán retirados a partir del jueves próximo para reconstruirlos ante los problemas que presentan.

Hernández Cruz, quien fue alcalde de Centro por el PRI de 2007 a 2009 y ahora lo es por segunda vez bajo las siglas de Morena, comentó que se hará un estudio nuevo para ver qué partes del actual Palacio Municipal se pueden aprovechar y si es posible que se desbaraten algunas partes y reconstruir allí mismo.

En caso de que no pueda estar en pie el edificio, mencionó que se tendrá que derrumbar y construirlo de nuevo, ya sea en el mismo sitio o en otro lugar, incluida la ubicación de la propuesta en la zona de Altozano, lo cual habría de consultarse con la población.

Sobre la alternativa de privatizar o concesionar el servicio del agua potable a algún particular, también se dio marcha atrás y se buscarán otras alternativas como el que el gobierno federal aporte los recursos para las obras necesarias y se han hecho planteamientos ante la Comisión Nacional del Agua (Conagua).