Chilpancingo, Guerrero.- A 24 días del asesinato del exalcalde de Pungarabato, Ambrosio Soto Duarte, su suplente, Daniel Basulto de Nova acudió al Congreso local para exigir que la Comisión de Gobierno le tome protesta como presidente municipal constitucional.

Basulto de Nova arribó al Congreso a las 11:30 de la mañana, acompañado de la síndica con licencia, Rosalva Rendón Andrade, quien se separó del cargo presionada por la delincuencia organizada y por el diputado local, Ernesto Fidel González Pérez, de la corriente perredista Grupo Guerrero.

También lo acompañó el exrepresentante del PRD ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), Ramiro Alonso de Jesús, también de Grupo Guerrero.

"Venimos a ver a la Comisión de Gobierno para que se nos respeten nuestros derechos, en relación a tomar el cargo de presidente municipal de Pungarabato [...] el municipio no puede estar a la deriva", señaló Basulto de Nova.

Detalló que las acciones de obra pública "se están parando" y tienen que hacer las proyecciones para obras del próximo año, por lo que no se puede seguir postergando su toma de protesta.

Dijo que, aunque no han transcurrido los 30 días que se tienen como plazo para que sea mandado a llamar para tomar protesta, el Congreso puede hacerlo.

"Lo pudo haber hecho al segundo o tercer día", expuso.

Basulto de Nova acudió al Congreso sin ser llamado para su toma de protesta, en un acto de urgencia por asumir la presidencia municipal.

Cuestionado sobre el tema de inseguridad en su municipio, dijo que el problema ocurre en todo el estado y el país, y adelantó que no pedirá seguridad personal, sino para toda la ciudadanía.

Hasta las 12:30 del día, el alcalde suplente espera ser recibido por la Comisión de Gobierno; sin embargo, fuentes internas señalaron que los diputados de esa comisión no lo atenderán.