Villahermosa, Tabasco.- En la lona política, Roberto Villalpando Arias defiende su honra, reitera, molesto, que su renuncia a la presidencia municipal de Macuspana se debe a que volvió a contagiarse de coronavirus, en respuesta a las acusaciones de corrupción.

Apoyado por Rosalinda López Hernández -hermana del gobernador tabasqueño y esposa del gobernador del vecino Chiapas-, además del cobijo de la imagen presidencial,tenía a su favor respaldo político y amplio margen de gestión presupuestal.

Sin embargo, la población lo acusó, desde el inicio de su administración de ser manipulado por el diputado Rafael Sánchez Cabrales, su permanente compañía.

A un mes de cumplir dos años en la presidencia municipal, que buscó por tres ocasiones, dos veces por el PRD, Villalpando Arias dio a conocer,el 2 de septiembre, su licencia al cargo.

Aunque, el gobernador López Hernández, durante la gira de trabajo del jueves 3por el municipio de Nacajuca, reveló que la salida de Villalpando Arias, y de 11 regidores más,fue el 1 de septiembre.

López Hernández dijo que conocía los motivos de la dimisión del ahora ex edil de extracción morenista, pero evitó hablar sobre ello, al asegurar que no era la persona indicada para referirse al tema.

López Hernández también anunció que había enviado al Congreso el exhorto para que a la brevedad se proceda a elegir un Concejo Municipal, a fin de evitar que exista ingobernabilidad en Macuspana.

Durante la primera sesión ordinaria del último año de la LXIII Legislatura, el Congreso calificó como graves las renuncias de los regidores del Ayuntamiento de Macuspana y declaró la desaparición del mismo.

Mediante votación por cédula, aprobó con 27 votos a favor, 6 votos en contra y 2 abstenciones la integración del Concejo Municipal de Macuspana: Mauro WinzigNegrin, como Primer Concejal Propietario; Guillermo Alberto Trujillo Ruiz, como Primer Concejal Suplente.

Además, integran el Concejo: Diana Miranda White Castellanos, como Segunda Concejal Propietaria; Lili Falcón López, como Segunda Concejal Suplente; María Guadalupe Blandín Gil, como Tercera Concejal Propietaria, y Gabriela del Carmen Zurita González, como Tercera Concejal Suplente.

Momentos después, con la toma de protesta de los titulares Villalpando Arias, había caído en la desgracia política.

Locura de campaña

Atrás había quedado la alegría de la campaña de 2018 como candidato por Morena a la alcaldía de Macuspana.

“Macuspana, a nivel nacional, es el municipio que tiene la mayor intención del voto en el país para Morena, Andrés Manuel López Obrador; en esta localidad trae el 87 por ciento de intención del voto, que es una locura; nosotros traemos 69 por ciento de intención al voto. Están desesperados nuestros adversarios”, festejaba Villalpando Arias.

Al mismo tiempo advirtió que Macuspana no es cualquier municipio, “que iba a estar en el ojo del huracán, van estar los medios estatal y nacional viendo todo el trabajo de esa localidad, y los de enfrente no descansan”.

“Ha sido una campaña muy exitosa y se han sumado de todos los partidos políticos: panistas, priistas, perredistas; así como el hermano del actual alcalde de Macuspana, Carlos Manuel Rovirosa Ramírez, está en el proyecto de Morena”, presumió.

Villalpando Arias tenía razón, ahora Macuspana está en el ojo del huracán, porque su primer alcalde morenista está acusado de corrupción.

Ayuntamiento lleno de priistas

En abril de 2019, separó de su cargo a su secretario particular Jorge Eduardo Falcón Franco, y a la directora de Finanzas, Elizabeth Córdova Zepeda.

El ex secretario particular acusó que el Ayuntamiento de Macuspana está lleno de priistas y que el cabildo estaba podrido.

El miércoles 24 de junio, el coordinador de la bancada del PRI, Gerald Washington Herrera, presentó en la tribuna del Congreso local un Punto de Acuerdo el Órgano Superior de Fiscalización del Estado, para que proceda a realizar las auditorías, revisiones, investigaciones y fiscalizaciones a fondo que sean necesarias respecto de los recursos que durante los años 2019, y de enero a junio de 2020, ingresaron y ejercieron por el municipio de Macuspana, que preside el alcalde de Morena, Roberto Villalpando Arias.

Además pidió revisar la legalidad de los traspasos entre cuentas y los movimientos presupuestales realizados por el presidente municipal, los directores de Programación y de Finanzas, ya que indebidamente fueron aprobados por la mayoría de los integrantes del Cabildo de esa municipalidad y verifiquen si las aprobaciones respectivas han sido con los votos requeridos.

Entre las acusaciones se encuentran, que los recursos públicos del Ayuntamiento de Macuspana, no eran empleados en el objeto para el que están destinados.

Costal de transas

Denunció que utilizan recursos federales, incluso etiquetados, para realizar transferencias o préstamos entre cuentas a fin de utilizarlos para otros fines muy distintos a su objeto inicial, con el argumento de que después serán reintegrados e incluso, lo cual en muchas ocasiones no realizan, como lo ha observado el Órgano Superior de Fiscalización, en algunos casos.

En la denuncia pública que hizo en el Congreso, el diputado del PRI, adjuntó copia de diversos documentos relacionados con las sesiones de fecha 30 de mayo y 19 de junio de 2020, apreciándose que en la primera se aprobaron transferencias entre cuentas correspondientes a los meses de marzo y abril de 2020, así como movimientos presupuestales de diciembre de 2019, enero y febrero de 2020.

El pasado lunes, 10 de agosto, constructores tabasqueños denunciaron que el alcalde de Macuspana, Roberto Villalpando ha favorecido con el 90% de la obra pública a constructores que no son del municipio, a pesar que durante su campaña por la alcaldía prometió que los locales tendrían preferencias.

Además denunciaron que el diputado de Morena y presidente de la Mesa Directiva del Congreso local, Rafael Elías Sánchez Cabrales, -quien también es presidente de la Comisión de Obra Pública- a través de prestanombres tiene constructoras con las que ejecuta millonarias obra pública en ese municipio.

De hecho enviaron un documento a los diputados del Congreso y a quienes les piden su intervención para que se realicen las investigaciones y se deslinden responsabilidades.

En el documento detallan que, de 114 obras asignadas de manera directa en el 2019, sólo 7 fueron para los constructores del municipio.

Observaciones del  Congreso

Además, Escalante Castillo, diputado por Morena, presentó el 14 de agosto una iniciativa con punto de acuerdo para exhortar al ayuntamiento de Macuspana a que atendiera la falta de agua en diversas localidades de ese municipio.

La propuesta a la que dio lectura la legisladora Jessyca Mayo Aparicio, destaca que localidades como La Curva, La Unión, San Carlos y Ciudad PEMEX carecen del servicio adecuado, lo que además se agrava ante la pandemia de covid-19.

Advirtió que no tener acceso al vital líquido genera problemas de salud, por lo que es obligatorio que en el orden municipal se realice la construcción o rehabilitación del sistema de agua en las comunidades donde se necesite.

De igual manera se pidió al edil Roberto Villalpando Arias que diera continuidad a todas las obras que se hayan iniciado en ese rubro.

El 4 de septiembre, el presidente de la Comisión, Ricardo Fitz Mendoza, refirió que la cuenta pública del ejercicio 2019 de Macuspana, presentó observaciones por 355 millones de pesos, correspondientes al 50 por ciento del presupuesto anual.

El 26 de noviembre de 2018, en el acta número 08 de la sesión extraordinaria, el cabildo en funciones aprobó el proyecto de iniciativa de la Ley de Ingresos 2019 del Municipio de Macuspana Tabasco, por un monto de 611 millones 419 mil181 pesos, misma que fue aprobada por el Congreso de Tabasco.

Desencanto político

El 1 de marzo pasado, el presidente López Obrador preguntó en villa Benito Juárez preguntó irritado: ¿A mí también me van a gritar?, ante la protesta contra el alcalde Roberto Villalpando Arias y gobernador Adán Augusto López Hernández, durante el evento

En un primer momento se molestó porque no dejaban de reprobar la presencia y la mala administración de Villalpando Arias, después mandó a la multitud a que se callara.

La mañana del lunes 10 de agosto los habitantes de villa Benito Juárez fueron reprimidos por la policía por rechazar el techado y cierre de la calle Reforma, con el objetivo de construir un nuevo mercado sin consultar a la gente.

Roberto Villalpando Arias inició a los 17 años su carrera política en las filas del Partido Acción Nacional (PAN) del que llegó a ser dirigente municipal de Macuspana, tras imponerse en una elección interna a Arnulfo Cueva Aguirre. Fueconsejero estatal y nacional del blanquiazul.

Posteriormente renuncia a su militancia panista y concluye sus estudios como contador público en la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), en el año de 1994.

Villalpando Arias dio su servicio social en el despacho López y López, Auditores, Consultores y Asociados, de Rosalinda López Hernández donde aprendió hacer auditorias de aspecto fiscal a muchas empresas.

En el año 2000, cuando el Partido de la Revolución Democrática invitó a Rosalinda a ser diputada federal, Villalpando participó en esa campaña, también en 2003 cuando fue diputada local y posteriormente senadora de la República, dijo en entrevista con Novedades de Tabasco.

Tras ser recomendado con Ramiro López Obrador, hermano del ahora presidente de la República, Roberto Villalpando fue contralor municipal, su primer cargo público.

Al terminar esa administración, abre la primera tienda de exportación en Macuspana y una negociación de cómputo, poniendo el primer modem en aquella demarcación dentro del ámbito empresarial.

Asimismo, abrió un despacho contable que actualmente atiende y algunos asuntos relacionados con la construcción: “Toda nuestra vida nos hemos dedicado a trabajar”, comentó.

A escrutinio

El primer concejal de Macuspana, Mauro Winzig Negrín, anunció que habrá auditoría a la administración saliente de Roberto Villalpando Arias, para ver en qué condiciones recibe el gobierno municipal.

“Todos los que hemos estado en el servicio público durante muchos años sabemos que cada vez que hay un cambio de administración se tiene que hacer una auditoría correspondiente para saber cómo se recibe y en qué condiciones”, expresó.

Dijo que también corresponderá a otras instancias –Órgano Superior de Fiscalización del Estado (OSFE)- realizar las auditorías respectivas, “y si hay alguna irregularidad ellos fincarán responsabilidades”.

“Todos los que somos y hemos sido servidores públicos sabemos que el cargo que ostentamos tenemos que tener responsabilidad de nuestros hechos”, manifestó Winzig Negrín, y remarcó que “si hay irregularidades lo señalaremos en su momento”.

El nuevo concejal de Macuspana renunció en 2015 al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y luego participó en el proyecto de Adán Augusto López Hernández y Andrés Manuel López Obrador en el Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Antes de ser designado primer concejal se desempeñaba como secretario técnico de la Mesa de Seguridad estatal. El viernes anterior renunció a ese cargo de la mesa de seguridad.

Villalpando en Palacio de Gobierno

Ya como exacalde, Roberto Villalpando Arias se reunió la mañana del jueves 3 con el gobernador Adán López Hernández en Palacio de Gobierno para entregarle cuentas de cómo estaba dejando la administración y las arcas del municipio.

A su salida, negó que su renuncia tuviera que ver con mal manejo de los recursos económicos detallando el estado de laudos laborales que poco a poco fueron solventando.

"Ahorita tengo que ver como está mi situación por el covid, me volví a realizar la prueba y nuevamente resulté positivo",explicó.

Además, dijo que en estos días se someterá a una operación de la rodilla derecha, debido a unos problemas que tiene en los meniscos.

"Tuve la reunión con el gobernador, venimos amistosamente, le agradezco mucho por el encargo en el que estuve durante casi dos años, la situación de Macuspana no es nada fácil, es una situación muy difícil.

Recalcó que cuando lo estén operando va a mandar un video para que se cercioren que su dimisión fue por problema de salud, e insistió: no es por mal manejo de recursos.