México.- La Cumbre Mundial de Alcaldes C40 concluyó este sábado con firmes compromisos destinados a combatir la emergencia climática, entre ellos la adopción de un nuevo pacto verde, favorecer una dieta sana, mejorar la calidad del aire y colaborar con la juventud ambientalista.

La cita reunió en la capital danesa durante cuatro días a representantes de 96 ciudades y líderes políticos, empresarios, científicos y activistas, quienes asumieron el principal compromiso: hacer frente a la crisis climática y sus efectos locales y globales.

Casi unas 100 ciudades impulsarán acciones para que el aumento de la temperatura global a finales de siglo no supere los 1.5 grados, como parte de un pacto verde destinado a reducir las emisiones en el transporte, la industria, la construcción y el tratamiento de los residuos, que son los sectores más contaminantes.

Respecto a la búsqueda de una dieta sana, los alcaldes de unas 14 urbes acordaron aplicar para 2030 una serie de políticas que estimulen una mejor alimentación, más saludable y sostenible entre sus habitantes, con el fin de reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

Entre las medidas destaca apostar por la reducción de desperdicios y priorizar la compra pública de productos orgánicos y alimentos equilibrados y nutritivos, que sean accesibles para los ciudadanos.

Otro compromiso fue la Declaración de Aire Limpio C40, donde 35 ciudades ofrecieron a sus habitantes, que alcanzan en conjunto más de 140 millones, mejorar la calidad del aire de aquí a 2015.

Al reconocer que respirar aire puro es un derecho humano, están decididos a usar las herramientas a su disposición para ampliar el transporte público bajo en carbono, crear zonas de cero emisiones, promover el uso de combustibles más limpios para calentar y/o cocinar, así como mejorar los incentivos y la infraestructura para apoyar el uso de bicicletas y caminar.

Asimismo, las ciudades C40 anunciaron la creación de la iniciativa Global Juvenil para trabajar alcaldes y jóvenes del clima juntos, en un intento de que fluya la cooperación y se pueda lograr el nuevo acuerdo global verde.