Acapulco, Guerrero.- La presidenta de Acapulco, Adela Román Ocampo indicó que la nueva descarga pluvial que desemboca en Playa Papagayo se trata de un montaje con el que pretender desastabilizar su administración.

En conferencia de prensa, Román Ocampo, indicó que atrás de la descarga de aguas negras "se esconden intereses oscuros que solo buscan dañar mi imagen y la de Acapulco".

La municipe llamó a la sociedad acapulqueña a defender al Puerto de la supuesta campaña que busca dañar la reputación de la ciudad.

¿Qué pasó?

Ayer jueves, se dio a conocer una “mancha negra” de aguas residuales que salían de un canal pluvial a la bahía de Acapulco, a un costado del hotel Krystal Beach, lo que fue provocado por una fuga en la red de drenaje de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA), informó su director, José Ramón Aysa Neme.

Es importante mencionar que la descarga de aguas negras nuevamente volvió a ser evidenciada en redes sociales, tal como sucedió el pasado 25 de junio en la playa Icacos, cuando un turista mostró el justo momento en que vertieron aguas residuales.

Cuyo hecho provocó el despido de cinco funcionarios de CAPAMA y la directora de Ecología municipal Guadalupe Rivas Pérez, informó entonces Adela Román Ocampo.

Cabe recordar que tras la visita del Presidente de la República, hace una semana iniciaron las pláticas con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), con la finalidad definir las acciones del programa de saneamiento integral de la bahía, tras una nueva descarga de aguas residuales.