Acapulco.- La presidenta municipal de Acapulco, Adela Román Ocampo podría haberse contagiado de Covid-19, según versiones de algunos funcionarios del gobierno municipal, al igual que la directora de la dirección de Salud, Irma Elizabeth García Torres; la versión cobra fuerza pues ambas funcionarias llevan más de una semana sin aparecer públicamente.

Consultados sobre esta versión, algunos directores y secretarios dijeron que solo a eso se debería la ausencia de la presidenta municipal que en las últimas semanas anduvo muy activa visitando comedores comunitarios y recibiendo apoyos que le donan al ayuntamiento. La alcaldesa es una persona de la tercera de edad, por lo que se ubica en el grupo vulnerable al Covid-19.

Desde el 13 de junio, la alcaldesa se recluyó en su casa como constatan las fotografías que acompañan a un boletín de prensa de ese día donde se informa que participó en una videoconferencia con el gobernador Héctor Astudillo Flores, y alcaldes de otros municipios del estado.

En esa “reunión”, la alcaldesa propuso al gobernador Astudillo solicitar un programa de apoyo económico para taxistas como en la Ciudad de México: “yo creo que sería bueno que usted, como gobernador de Guerrero, llevara esa propuesta, porque estamos en una situación dramática en los centros turísticos (…) tenemos una presión de los dueños de hoteles, restaurantes, organizaciones”, propuso durante la reunión de trabajo virtual.

Videoconferencia del 13 de junio

Videoconferencia del 13 de junio

Desde el 13 de junio, la siguiente vez que se vuelve a saber de la alcaldesa, es el 15 de junio, donde de nuevo, otra vez desde su casa, aparece en una foto que acompaña a otro boletín, y es la que ilustra esta nota.

El comunicado fechado el día 15, con el título: "Urge abrir actividades económicas para evitar que se dispare la inseguridad: Adela Román", fue acompañado con una foto de la alcaldesa en su casa. En la gráfica la presidenta parece que revisa algo en una laptop, pero se le nota visiblemente cansada.

El comunicado refiere una reunión virtual que tuvo ese día con el gobernador Héctor Astudillo Flores y alcaldes del estado, “donde se analizaron propuestas para el regreso a la “nueva normalidad” y  el programa de fertilizante 2020, la alcaldesa planteó el reforzamiento de las medidas de prevención e higiene, y que la gente colabore con mayor responsabilidad en la estrategia de distanciamiento social”.

En el comunicado, según declara la alcaldesa: “la situación que está viviendo la gente en Acapulco, es dramática, y por ello, planteó la necesidad de consensuar criterios para ver qué lugares pueden empezar a abrirse y reactivar la economía gradualmente, como restaurantes y hoteles, guardando la sana distancia, con todas las recomendaciones del Sector Salud”.

En las fotos de los dos boletines de prensa antes mencionados, se aprecia a la alcaldesa instalada en su casa. Antes de esos días, las fotos donde aparecía la presidenta en videoconferencias habían sido tomadas en su despacho del palacio municipal con careta y cubrebocas.

Desde el día 15 de junio, al día de hoy 19, no se ha vuelto a saber nada de la alcaldesa Román Ocampo y los funcionarios dijeron que tienen instrucciones de no opinar nada al respecto.

Por último, otro dato que corrobora que la alcaldesa no está en condiciones de trabajar, es que no estuvo para recibir la donación de 3 mil 700 frascos de medio litro de suero vitaminado que hizo este día la empresa Coca-Cola Femsa al ayuntamiento.

En su lugar, fue el secretario General del Ayuntamiento, Ernesto Manzano Rodríguez, el que recibió la donación. En todas las demás ocasiones en que empresarios donaron algún producto al ayuntamiento, la alcaldesa nunca dejó pasar la oportunidad de tomarse la foto y difundir como un logro propio los apoyos públicos, esta vez, no estuvo para la foto.

Manzano recibe donación en lugar de la alcaldesa

Manzano recibe donación en lugar de la alcaldesa