Acapulco, Guerrero.- La alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo se deslindó de la estatua que se pretende erigir en ese puerto para honrar al expresidente priista Miguel Alemán Valdés, señalado de despojar de tierras a ejidatarios acapulqueños; informó que la iniciativa del monumento es propuesta de algunos empresarios turísticos que fue enviada a las comisiones del Cabildo.

En declaraciones posteriores a la conferencia de la prensa donde dio a conocer el resultado del periodo vacacional de verano 2019, la alcaldesa precisó que un grupo de la iniciativa privada le solicitó la colocación de un monumento en la glorieta del Centro Internacional Acapulco, sin embargo, no dijo cuánto costará y si la iniciativa privada será la que pague por el monumento o será con cargo al presupuesto público. Refirió que serán los integrantes del Cabildo los que deben tomar la decisión de si se coloca o no.

“No es iniciativa de Adela Román Ocampo, esta es una iniciativa de prestadores de servicios turísticos, de dueños de hoteles”, señaló, y dijo que los promoventes “hicieron llegar por escrito la petición y les dije que no era una decisión de la presidenta municipal, que tenía que pasar por Cabildo y se turnó a la comisión de Desarrollo Urbano, esa escultura tendrá que ser autorizada y el cambio de estructura en primer lugar por la comisión, la comisión tendrá que someterla a la consideración del Cabildo y será el Cabildo quien apruebe o desapruebe esto”, explicó la alcaldesa.

Estatua de Miguel Alemán en Acapulco

Estatua de Miguel Alemán en Acapulco

Dijo que también les informó que además de presentar al Cabildo la propuesta, también debía presentarse ante el Consejo de Urbanismo para analizar la viabilidad de su iniciativa.

Dio a conocer que dicha petición es analizado por los regidores integrantes de la comisión de Desarrollo Urbano que preside el regidor Javier Morlet Macho y se espera su pronta resolución.