Chilpancingo. El regidor priista del municipio de Florencio Villarreal (Cruz Grande), Irving Noé Marcial Román, acusó a la presidenta municipal, Emisel Liosol Molina González, de querer negociar un salario de 12 mil pesos quincenales  a regidores, a cambio de 100 mil pesos en gastos de representación, durante la elaboración del presupuesto para 2016.

En entrevista, Marcial Román reveló que durante la discusión del presupuesto del municipio de Florencio Villarreal para este año, la presidenta quiso negociar el sueldo de 12 mil pesos quincenales a regidores, a cambio de que el cabildo aprobara alrededor de 100 mil pesos de gastos representación mensual, y elevados gastos de gasolina.

“Por qué no habla de los 100 mil que se está autorizando para gastos de representación; en el presupuesto de egresos nos quiso poner el salario de 12 mil pesos, pero ella poniendo gastos de representación elevados y un gasto de gasolina mayor al de Seguridad Pública”, indicó.

Marcial Román también dijo que la presidenta municipal pretende  politizar el conflicto laboral que enfrenta la comuna desde inicios de su administración, al señalar que no tiene argumentos legales para enfrentar las resoluciones del Tribunal Electoral del Estado (TEE) y la demanda de revocación de mandato que enfrenta en el Congreso local.

El edil negó las declaraciones que el pasado jueves hizo la presidenta municipal, al señalar que los cuatro regidores que demanda un sueldo de 12 mil pesos quincenales realmente no se han presentado a trabajar, ni a cobrar en la Tesorería Municipal el salario que les corresponde.

Aseguró que las declaraciones de la presidenta son para defenderse de manera política, ya que no cuenta con los argumentos legales para enfrentar las resoluciones de pago que dictó el Tribunal Electoral del Estado luego de una demanda que interpusieron cuatro regidores inconformes.

Y es que los regidores Irving Noé Marcial Román (PRI), María del Carmen Bahena Wences (PRI), Isidro Gatica Ríos (Partido Verde), y Crispín Molina Jijón (Partido Nueva Alianza) interpusieron una demanda ante el TEE para exigir un salario quincenal de 12 mil pesos, contrario a los 8 mil que la presidenta municipal, aseguran, “quiso imponer”.

La última resolución del órgano electoral, mandató el pasado 17 de mayo, que la Secretaría de Finanzas y Administración del Gobierno del Estado retenga las partidas presupuestales que corresponden al ayuntamiento de Florencio Villarreal a favor de cada actor la cantidad de ocho mil pesos, que son correspondientes a complemento al salario de los regidores del mes de noviembre de 2015, cuando cada uno cobró 16 mil  pesos en lugar de los 24 mil que exigen.

Respecto al reclamo ante el órgano electoral por parte de los cuatro regidores, por la falta de pago correspondiente a los meses de marzo y abril de este año, el TEE ordenó al cabildo del ayuntamiento para que en un plazo de tres días a partir de la notificación, informe las razones o el impedimento legal que tiene por las que ha dejado de pagar.

Irving Noé Marcial Román argumentó que el salario de los cuatro regidores no ha sido depositado como asegura la presidenta municipal, y dijo que como prueba están las resoluciones que emitió el TEE.

“Es la versión de ella; se tiene que defender de alguna manera, aquí la cuestión es que quiere hacer de un mandato legal, de un juicio lo quiere politizar. Si ella ha hecho los depósitos, ha pagado como se debe, ¿por qué el Tribunal está exigiendo, por qué le está multando?”, cuestionó.