Estado de México.- Integrantes del Fomento a la Comunidad de la dirigencia Nacional del PRD acusaron a la alcaldesa de Atizapán, Ana María Balderas de autorizar el gasto de 900 mil pesos para la remodelación de sus oficinas en la presidencia municipal.

Lo anterior, a pesar de que las calles del municipio están llenas de baches y se han tenido que arrendar patrullas y luminarias.

De acuerdo a un contrato publicado por Excelsior, la alcadía argumenta que una inspección física en enero determinó que resultaba necesaria “la remodelación de las oficinas de la presidencia municipal, de urgente realización por razones de seguridad pública”.

Julieta Camacho Granados, secretaria del Fomento, denunció que mientras hay zonas con graves problemas de inundaciones, la alcaldesa panista Ana María Balderas decidió utilizar dichos recursos para tener “su oficina blanca”.

Según dicho medio, por adjudicación directa se contrató a la empresa Bufete de Instalaciones Técnicas SA de CV y se destinaron 775 mil 862.07 pesos más IVA a las obras.

El argumentó emitido por el departamento de Gestión Integral de Riesgos de la Dirección de Protección Civil  y Bomberos, es que había riesgo de desplome en las instalaciones.

Sin embargo, Camacho Granados apunto:

“Vemos que ha aumentado el número de baches, la inseguridad también está muy elevada, mientras hay un descontrol en esta administración”.

Con información de Excelsior