Acapulco, Guerrero.- Empresarios de la construcción realizaron una segunda donación de despensas al gobierno de Acapulco, para repartir a las familias afectadas por la paralización de actividades productivas en el municipio, por la contingencia de salud por el COVID-19.

Encabezados por Arnulfo Zárate Mendoza, los constructores entregaron a la presidenta municipal, Adela Román Ocampo, 2 mil paquetes que contienen alimentos básicos de la canasta básica y artículos de higiene.

“Acapulco es municipio lleno de carencias, y en contingencias siempre aflora la generosidad del ser humano”, expresó la alcaldesa en agradecimiento a los empresarios socios de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) que preside en Guerrero José Alberto Díaz Servín.

Durante el acto celebrado en el estacionamiento del Ayuntamiento, bajo estrictas medidas de prevención y sana distancia, Román Ocampo dijo que en momentos complicados como el que estamos viviendo, “los guerrerenses sacamos la casta y esto permite unirnos en las buenas y en las malas”.

“Yo valoro enormemente su apoyo”, agregó, tras recordar que desde el inicio de su gobierno se fijó como prioridad que empresarios locales se hicieran cargo de la obra pública, para generar empleo e impuestos e incentivar la economía en Acapulco.

Zárate Mendoza expresó por su parte que varios empresarios contribuyeron en beneficio de los acapulqueños afectados por la contingencia, haciendo hincapié a la alcaldesa que el gremio constructor tenderá la mano solidaria a su gobierno en las buenas y en las malas.

“Nos unimos varias constructoras para poder dar un apoyo de 2 mil despensas, para que las repartan a través de la logística que está operando el Ayuntamiento para atender a la gente, como trabajadores de restaurantes, hoteles y taxistas, en agradecimiento —dijo el constructor— al respaldo de la administración municipal brinda a los empresarios locales”.

“Tenemos toda la intención de ayudarle no solamente en esto, también contamos con equipo, maquinaria y personal para sacar adelante a Acapulco; los constructores estamos con usted en las buenas y en las malas”, añadió Zárate.

Cabe destacar que esta es la segunda entrega de despensas que realizan socios de la delegación guerrerense de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), sumando un total de 3 mil paquetes que contienen alimentos y artículos de primera necesidad.

Los constructores refrendaron así su confianza en la administración que encabeza Adela Román Ocampo, para que los apoyos alimentarios sean distribuidos a las familias más necesitadas a través de la logística municipal a cargo del DIF y Sedesol, bajo la coordinación de la Secretaría General.