Ciudad de México.- El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, expresó su respaldo a Rosario Piedra Ibarra, titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, quien denunció amenazas por la atracción del caso de Giovanni López Ramírez, asesinado por policías municipales de Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco, el 4 de mayo de 2020.

"También por eso recibí amenazas y donde me decían que no me metiera con el gobernador (Enrique Alfaro), cuando yo estoy investigando un caso, yo no he señalado ahorita a nadie, se está investigando muy seriamente y vamos a seguir adelante con esa investigación", comentó Piedra Ibarra.

Al respecto, el mandatario le expresó su respaldo y señaló que como país, México enfrenta un enemigo en común, la delincuencia organizada, y afirmó que es momento de cerrar filas.

"Hace unos momentos, la presidenta de la CNDH, Rosario Piedra Ibarra, anunció haber recibido amenazas de muerte por su labor como ombudsperson, en particular por el caso de Giovanni", escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

Añadió que ya estableció contacto con la titular de la CNDH para reiterarle su compromiso para garantizar el respeto a los derechos humanos en Jalisco y en el país.