México.-La obra de H. R. Giger revolucionó el mundo del cine de ciencia ficción a finales de los años 70 cuando creó al monstruo que aterrorizó a los protagonistas de "Alien: el octavo pasajero".

El extraterrestre, que en su momento fue catalogado por los propios productores del filme como perturbador, forma parte de la exposición "Solo con la noche", que se inaugura en México mañana y que presenta por primera vez más de 100 obras del artista fallecido en 2014.

La muestra llega a la capital de la mano del Museo H. R. Giger de Suiza y el centro de cultura contemporánea Le Lieu Unique de Francia. Para los encargados de traer el montaje, el trabajo de Giger guarda una relación especial con México.

“Venir a la Ciudad de México sonaba como algo muy lógico, es la ciudad más grande de América y tiene mucha cultura alternativa, mucho interés en lo místico así que pensamos: ‘bueno, hay que tratar de explorar las conexiones que tenemos con ellos’, por eso tuvo más sentido venir aquí antes que a cualquier otro lugar”, indica a EL UNIVERSAL Patrick Gyger, director del Le Lieu Unique.

“Estaría muy sorprendido si cineastas como Guillermo del Toro no fueran fans del trabajo de Giger. Muchas generaciones que vinieron después de Ridley Scott, las nuevas generaciones de cinematógrafos y directores de cine han sido influenciados por su trabajo en los años 70 y 80, así que veo una resonancia”, señala.

Contrario a lo que se pudiera pensar, explica Patrick, la personalidad de Giger era opuesta a sus creaciones, pues era incluso un artista tímido.

“La gente tiene una imagen de él como alguien con un carácter muy oscuro pero en realidad era muy tímido y siempre estaba rodeado de gente; le gustaba tener personas a su alrededor y era extremadamente generoso. Era lo opuesto en ese sentido, era más una figura de luz que otra cosa”.

Entre las piezas que se mostrarán está la cabeza mecánica utilizada en la cinta de Ridley Scott y cuyo diseño de las partes fue responsabilidad de Carlo Rambaldi (E.T.) y un mural que sólo una vez se ha mostrado al público. Pero a pesar de la influencia de Giger en el cine la exhibición —la más grande de su tipo— busca presentar al público al artista en toda su extensión.

“Después de que hizo Alien, la gente tendía a pensar en él más con un interés en el cine así que perdieron interés en su arte. Esta es realmente la primera retrospectiva de este tamaño y el objetivo era mostrar la extrañeza de este artista y su influencia más allá del cine, más allá de Alien”, dice Patrick.

Las figuras fueron reunidas gracias al museo H. R. Giger de Suiza y a la ayuda de coleccionistas y se podrán ver a lo largo de 10 salas.

“Hay mucha inversión y trabajo detrás pero creo que el consumismo de México en el cine y el arte es de los más importantes así que mientras las personas sigan apoyando la cultura y no cierren su mente a ir a las mismas cosas va a estar bien”, dice el director general de Solo con la noche, Diego González.

Desde mañana y hasta el 31 de marzo de 2020 recibirá al público en Paseo de la Reforma 109; se trata de la primera vez que el arte original pisa el continente americano.

“Lo que se busca es colocar a Giger en el lugar que le corresponde en el arte contemporáneo”, señalaron los presentadores.