Ciudad del Vaticano.- La Compañía de Jesús, la congregación religiosa más grande del mundo, se alista a celebrar una asamblea durante la cual será elegido su nuevo superior, conocido como el “Papa negro” por la magnitud de su poder.

Unos 212 sacerdotes de 62 nacionalidades distintas se reunirán a partir del domingo 2 de octubre en la sede central de la orden, ubicada a unos pasos de la Plaza de San Pedro, para consagrar al sucesor número 31 de su fundador: San Ignacio de Loyola.

Con 476 años de vida, los jesuitas han jugado un rol decisivo en numerosos acontecimientos de la historia. Surgieron como una vanguardia en la Iglesia católica, se convirtieron en religiosos incómodos para el poder político en incluso fueron disueltos, para después renacer de sus cenizas.

Concebida como una obra al servicio directo del Papa, jamás un miembro de la Compañía había llegado al pontificado; pero con Francisco eso cambió ya que él pertenece a ese instituto religioso desde su juventud.

El nombre técnico de la asamblea es Congregación General; se trata del máximo órgano de gobierno de la orden y fue convocada después de que el actual Prepósito General, Adolfo Nicolás Pachón –elegido en 2008- anunció su renuncia al puesto.

Por ello, la primera tarea de la congregación será aceptar su renuncia y luego debatirá un informe sobre el “estado de la Compañía”, un diagnóstico pormenorizado de la labor de los jesuitas en el mundo. Inmediatamente después se pone en marcha un rígido sistema de elección del superior.

Durante cuatro días, los participantes en la reunión harán un sondeo informal conocido como “murmuraciones” para identificar a su candidato.

NOTIMEX