Cuernavaca, Morelos.- El niño Cristian, su primo Byron y su tío Luis Arturo, integrantes de la familia guatemalteca atacada en Morelos por traficantes de personas, podrían regresar a su país la próxima semana.

El Secretario de Gobierno, Pablo Ojeda, sostuvo una reunión en la sede del Poder Ejecutivo estatal con Walter Arturo Estrada, tercer secretario del cónsul de Guatemala en México para abordar el tema de la agresión en la que el papá de Cristian fue asesinado.

“Vino la representación de la embajada de Guatemala a vernos hoy, tuvimos reunión con ellos, invitamos al Instituto Nacional de Migración y también tuvimos la intervención vía telefónica con la Fiscalía General del Estado para revisar el estado migratorio y el estado procesal de los tres migrantes guatemaltecos que fueron agredidos y estimar el tiempo en el que ya puedan ser repatriados a Guatemala”, dijo Ojeda.

Rudy, el papá de Cristian, fue degollado la mañana del sábado 6 de julio en Ocuituco, Morelos.

Abrazado al cadáver fue hallado por policías Cristhian, a quien también intentaron degollar, pero solo hirieron.

El menor fue atendido primero en un hospital de la región oriente de Morelos  y posteriormente, hasta el pasado fin de semana, permaneció internado en el Hospital del Niño, en el municipio de Emiliano Zapata.

Repatriación migrantes guatemaltecos 1 1

El menor y su padre, así como dos de sus familiares, pretendían llegar a Estados Unidos, pero fueron abandonados por traficantes de personas en Veracruz y levantados por un grupo criminal.

La mañana del sábado, alrededor de las 08:53 horas, padre e hijo fueron encontrados tirados en la carretera que va de la comunidad Cruz de Lima a Yecapixtla, cerca de la presa Puente Negro, perteneciente al municipio de Ocuituco.

La Policía encontró muerto a un hombre adulto identificado Rudy que tenía pantalón de mezclilla color azul, playera morada, cinturón café, gorra, chamarra y zapatos negros. El hombre murió tras ser  degollado.

Abrazado al cadáver de su padre fue hallado el menor identificado como Cristian,  de 10 años de edad, quien tenía una lesión en el cuello.

Fue el 28 de mayo cuando Cristian salió de Guatemala rumbo a Estados Unidos.

Viajó acompañado por su primo Byron, de 17 años, su papá, Rudy, y su tío Luis Arturo.

Fue el 23 de junio cuando las cuatro víctimas quedaron de verse con un presunto coyote que los llevaría a Estados Unidos, trasladándolos de manera inicial a un domicilio ubicado en el Municipio de Tepetlixpa en el Estado de México, en donde las mantuvieron privadas de la libertad.

Posteriormente los cuatro fueron  secuestrados por un grupo criminal, quien exigió a sus familiares en Estados Unidos dinero a cambio de dejarlos en libertad.

Sin embargo, dos de los cuatro hombres lograron escapar, pero Cristian  y su padre no.

Con la colaboración de otros dos coautores, los mantuvieron en dicho domicilio en tanto contactaban con familiares en los Estados Unidos a quienes solicitaron el pago de un rescate a cambio de no atentar contra su vida.

A inicios del mes de julio, recibieron depósitos bancarios en el Estado de Morelos y otras entidades federativas, mismos que cobraron otras personas relacionadas con el caso y fue el 5 de julio cuando las víctimas fueron sacadas del domicilio donde los tenían retenidos.

Los presuntos responsables llevaron a Luis Arturo y Byron a una zona boscosa en el área de Amecameca, Estado de México, en donde los dejan abandonados con una lesión a la altura del cuello producida por arma blanca, siendo localizados por las autoridades y trasladándolos para su atención médica a un centro hospitalario de la región.

En tanto, Rudy y Cristian fueron trasladados al Municipio de Ocuituco y es el 6 de julio cuando son localizados sobre la Carretera Local Yecapixtla-Cruz de Lima a la altura del paraje conocido como Puente Negro, en donde el adulto se localizó sin vida y al menor en estado grave, ambos con lesiones a la altura del cuello por arma punzo-cortante.

Ya recuperados, los tres sobrevivientes del ataque quieren regresar lo más pronto posible a su país, por lo que las autoridades de Morelos buscan adelantar la audiencia de presentación de pruebas en contra de los tres imputados por el ataque.

“Lo que se acordó es la intención por parte de la Fiscalía del Estado de pedir ya la audiencia para el desahogo anticipado de pruebas para que culmine ya su participación en la integración de la Carpeta de Investigación, lo cual ya esperemos que si así se logra, que antes del próximo domingo quede terminada esta etapa procesal para que pueda estar la Fiscalía entregando y poniendo a disposición del Instituto Nacional de Migración a estas tres personas, particularmente y con más prioridad  a Cristian.

Repatriación migrantes guatemaltecos 2

“Que sean instalados no en la estación migratoria de la Ciudad de México, sino en la residencia de la Embajada de  Guatemala para que, esperemos a mediados de la próxima semana, que pudiera ser el viernes, sean trasladados ya vía aérea a Guatemala y ahí ser recibidos directamente por las autoridades del gobierno de Guatemala, quienes estarán acompañándolos y llevándolos directamente a sus casas y con sus familiares para que puedan culminar esta desafortunada tragedia que vivieron en su tránsito por México”, dijo Pablo Ojeda.