Ciudad de México.- Alonso Ancira, presidente de Altos Hornos de México (AHMSA), obtuvo un amparo definitivo contra la orden de aprehensión emitida el 25 de mayo de 2019.

"Con fecha 11 de agosto, la justicia federal determinó otorgar protección y amparo definitivo al licenciado Alonso Ancira Elizondo contra la orden de aprehensión emitida el 25 mayo de 2019", dicta el comunicado.

De acuerdo al diario El Finaciero, la empresa dijo -en un documento- que se instruyó al juez de Control adscrito al Reclusorio Norte de la Ciudad de México dictar todas las determinaciones que se deducen del fallo favorable. Dicha orden de aprehensión dio origen a la “ficha roja” de Interpol así como a la posterior solicitud de extradición presentada ante la justicia de España.

En acuerdo enviado el 17 de agosto al juez de control de la Ciudad de México por el licenciado Amos José Olivera Sánchez, del Juzgado Tercero de Distrito en el Estado de Chiapas, en precisión de los alcances de la sentencia de amparo, establece que “dada la extinción de la acción penal decretada, debe ordenar la cancelación del mandato de captura emitido en contra del aquí quejoso”.

“Desde el primer momento, tanto el presidente del Consejo de Altos Hornos de México como la propia empresa rechazaron la existencia del supuesto delito, ya que como comprueba la documentación aportada al tribunal, los fondos involucrados en las transferencias utilizadas para configurar la acusación provenían de cuentas bancarias regulares de AHMSA y obedecieron a un contrato de servicios entre particulares”, dijo la firma.

 

De igual manera, Aen relación con la operación de compra-venta de las plantas de fertilizantes, instalaciones y servicios que comprendían el complejo petroquímico Agro Nitrogenados, en su momento la empresa AHMS solicitó un avalúo independiente de la compañía Barclays y finalmente se basó en avalúos oficiales y fue sancionada por todas las instancias que establecen las leyes y normas para la administración pública, incluidos los testigos sociales, señala el medio.

 

"Dicha acción penal sin sustento generó una compleja problemática para la empresa, por la cancelación de créditos bancarios y comerciales, así como pedidos, originando un impacto por más de 350 millones de dólares y un severo daño en todas sus operaciones financieras y productivas, con impacto económico y social negativo principalmente en una amplia zona del Estado de Coahuila", dijo la empresa.

AHMSA y Ancira esperan que esta protección de la justicia federal ponga punto final a la suma de presiones que en distintos momentos han generado inestabilidad y han entorpecido el desenvolvimiento regular de la compañía.

Y con lo anterior, se les permita regresar rápidamente a la normalidad.

Con información de El Financiero