México.- Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México rechazó ser extraditado a México, dijo que es inocente y aseguró que su caso es una persecución política.

El empresario dijo que el actual gobierno está realizando persecuciones.

“Está persiguiendo (el gobierno) a gente y a veces hace pagar a gente que nos salpica, producto de un daño colateral”, dijo.

“No puedo hablar mucho más porque me dijeron que fuera cauto. La acusación que tengo no tiene fines jurídicos tiene fines políticos. Cuando la política entra por la puerta, la justicia sale por la ventana”, señaló.

Ante un juez, el dueño de Altos Hornos dijo que no quiere ser extraditado a México e indicó que su intención en enfrentar el juicio en Madrid.

El empresario dijo confiar en las autoridades españolas.

“Tuve una larga conversación con el juez, seguirá el proceso aquí y confío en la justicia española”, dijo Ancira.