Birmania, EFE.-Al menos 113 personas perdieron la vida en un accidente que se produjo en una mina de jade situada al norte de Birmania (Myanmar) después de que un desprendimiento de tierra sepultara a un grupo de mineros, informaron fuentes oficiales.

El accidente ocurrió cuando los mineros estaban extrayendo jade de las laderas excavadas en una mina de Hpakant, una remota localidad situada en el estado Kachin, afirmó el departamento de Bomberos birmano en su página de Facebook.

"Las operaciones de socorro continúan", precisó el comunicado.

Según la fuente, el accidente tuvo lugar sobre las 8:00 hora local en cinco parcelas abandonadas donde buscadores ocasionales trabajan generalmente de manera precaria. En una actualización de datos, los bomberos elevaron el número de fallecidos a 113, si bien sólo han podido recuperar hasta el momento 26 cadáveres.

Los accidentes en ese tipo de yacimientos son habituales en el país. En abril del año pasado, al menos 54 personas murieron a causa de un corrimiento de tierras en otra mina de Hpakant, localizada a unos 800 kilómetros al norte de la capital, Naipyidó.

La ONG Global Witness denunció en 2015 la precaria situación en la que trabajan los buscadores de jade en unos yacimientos que, entre otros grupos, explotan organizaciones guerrilleras, señores de la guerra, narcotraficantes y militares. Birmania es el mayor productor mundial de jadeíta, una preciada variedad de jade que se extrae principalmente en las montañas de Kachin.