México. Notimex.- Organizaciones ambientales se manifestaron frente a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), en Paseo de la Reforma, en demanda de un cambio de modelo de las empresas que cotizan en el centro bursátil y que recurren a un esquema de producción no sustentable.

La protesta obedece al hecho de que la explotación de recursos del hombre ha sobrepasado por mucho la capacidad de recuperación de la tierra, señaló Claudia Campero, colaboradora de Food & Water Watch y Alianza Mexicana contra el Fracking.

Mencionó que actualmente 100 compañías son las responsables de 52 por ciento de las emisiones a la atmósfera, desde la Revolución Industrial, y de las cuales casi ninguna ha asumido un verdadero compromiso para revertir esta situación.

Acompañados de jóvenes que con Body Paint representaron a la tierra, la biodiversidad y los estragos de los incendios y la contaminación, los activistas, integrantes de unas 17 organizaciones ambientales, recordaron que quedan menos de 11 años para reducir a la mitad las emisiones de Gases de Efecto Invernadero.

En ese sentido, Beatriz, activista del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria (CDHVitoria), leyó un comunicado en el que expuso que a pesar de esta advertencia hecha por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC), la respuesta continúa siendo negativa.

Recordó que de acuerdo con la Agencia Internacional de Energía, la tendencia del sector energético continuará al alza en los próximos años, y 7.0 por ciento de la población más rica a nivel global es la responsable de más de 50 por ciento de todas las emisiones.

A ello, agregó, se suma el hecho de que en los últimos tres años, a partir de la firma del Acuerdo de París, los 33 principales bancos del mundo reportaron una inversión de casi dos trillones de dólares en la extracción y producción de combustibles fósiles.

Por esta razón, 87 por ciento del consumo primario de energía a nivel mundial seguía dependiendo de los combustibles fósiles a finales de 2018.

Ese mismo año, las emisiones globales del sector energético crecieron 2.0 por ciento, mientras que países integrantes del Grupo de los 20 (G20) invirtieron 147 millones de dólares en subsidios a combustibles fósiles.

Por lo anterior, los manifestantes demandaron que el Gobierno de México reconozca la existencia de una emergencia climática, y que se tomen todas las medidas necesarias para que el país reduzca 50 por ciento de sus emisiones para el año 2030.

Asimismo, exigen que México garantice acciones climáticas que respeten y protejan los derechos humanos; que prohíba el uso de químicos, pesticidas y productos genéticamente modificados y que el sector privado e instituciones financieras internacionales reconozcan su responsabilidad en la crisis climática.