*Entre los estragos ocasionados al edificio legislativo por miembros de colectivos que apoyan a los normalistas de Ayotzinapa, sesionarán hoy los diputados

  Por Jesús Solano

A una horas de que inicie la sesión de diputados en el Congreso Local para la ratificación en el cargo a Rogelio Ortega Martínez como gobernador de Guerrero, el ambiente es aún de tensión.

En la entrada principal del recinto legislativo se aprecia la fachada destrozada, los vidrios de los ventanales casi en su totalidad quebrados y su estructura de aluminio a punto de colapsarse. Un cinturón de precaución amarillo, advierte a los asistentes a la asamblea del peligro que representa y de que no es posible el paso por esa zona.

A escasos metros de la entrada principal, se encuentra el rostro esculpido de Benito Juárez, el benemérito de las Américas, colocado sobre una placa de cemento y abajo de su mejilla pintado de rojo el número 43 de los estudiantes desaparecidos de la normal rural de Ayotzinapa.

Cerca del mismo lugar, con los pies hacia arriba y con la cara mirando al cielo, tirado sobre la zona verde del pasto, José María Morelos, derribado por los miembros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación(Ceteg) que con lujo de violencia lo quitaron de su base de mármol.

Cerca de él, está su mesa de bronce donde se encontraba simulando que escribía sobre una hoja de papel. A unos metros de allí donde quedó tirado la estatua de Morelos, se observa el portón de tubos de metal sostenido por una cadena y un enorme candado que la sostiene para no caer al suelo, luego de que un día antes había sido impactado por uno de los dos vehículos que fueron incendiados en la entrada de ese recinto legislativo.

Antes del inicio de la sesión, vestido con camisa verde, salió del recinto legislativo el diputado local, Rubén Figueroa Smunty para ver los cristales rotos de la fachada y expresó: ¡los pocos que quedaban, qué poca madre!

Entrevistado mientras observaba la destrucción de la fachada, Figueroa Smunty dijo que la ratificación de Ortega Martínez abona a la paz y estabilidad política y social en la entidad y que nombrar a otro, es como generar condiciones de ingobernabilidad y de más inseguridad y de más actos de violencia.

"Le estamos apostando a la continuidad y que no haya un desajuste en el estado debido a que estamos a un mes y medio de la elección y no queremos la crispación social sino el reencauzamiento del orden institucional", expuso.