Chilpancingo, Guerrero.- A por lo menos 40 trabajadores del sindicato Independiente de la Sección 14 del ayuntamiento de Chilpancingo les han levantados actas administrativas por abandono de trabajo y podrían ser despedidos, advirtió el alcalde priista Marco Antonio Leyva Mena.

Este lunes, trabajadores cumplieron seis días de paro laboral y protestas con bloqueos en calles y la toma del ayuntamiento en demanda del pago de un bono, entre otras cosas, a lo que el propio alcalde les pidió paciencia, y que está de acuerdo con sus demandas pero no en la forma de sus exigencias.

“Hay sanciones (contra los trabajadores) es lo que la ley nos permite y es lo que debemos de hacer como autoridad (…) porque no hay justificación alguna, aproximadamente 40 trabajadores que están levantadas sus actas porque no se presentan a su trabajo (…) conforme al reglamento laboral pueden ser despedidos”, advirtió.

“Yo siempre lo he comentado: no estoy en contra de las demandas, yo estoy en contra de las formas. No estoy en contra de desconocer sus demandas, son legítimas, son asunto de carácter financiero que tenemos que resolver con un poco de paciencia, insistió.

Sobre la exigencia de revocación de mandato que exigen los trabajadores, Leyva Mena dijo que es sólo un grupo de personas “no toda la población”, y que no hay razón para hacer dicha solicitud, y tampoco dejará la presidencia.

Dijo que respeta las opiniones de quienes han pedido su salida, pero no encuentra “motivación real” para pedir su revocación.

Leyva Mena fue entrevistado durante un recorrido que realizo con el gobernador, Héctor Astudillo Flores en los trabajos de remodelación una avenida de la capital del estado.

Al primer edil se le preguntó de la relación con tiene con el mandatario, ante los rumores que existe un distanciamiento, lo cual negó, y dijo que el gobernador “le dio su respaldo al alcalde la capital”.

"Mi padre no trabaja en el Ayuntamiento"

Antes Leyva Mena encabezó la entrega de uniformes a personal de la subsecretaría de Tránsito y Vialidad y de la coordinación de Protección Civil, en descartó las denuncias en contra de su padre, Ronaldo Leyva Ademe, quien asegura es asesor del secretario de Salud estatal, Carlos de la Peña Pintos, y es señalado por doctores de intimidación y hostigamiento laboral.

“Mi padre no tiene ningún derecho de correr a nadie, ni levantar actas nadie, porque no trabajar en el Ayuntamiento”, dijo que su padre será asesor de la secretaría de Salud del estado, pues de la secretaría municipal no lo es.

El día sábado el doctor Hilario Zúñiga Escamilla, adscrito a al centro de salud de la colonia Indeco, denunció que Leyva Adame, lo amenazó con correrlo y meterlo a la cárcel “por andar de revoltoso”.

En cuanto a la entrega de los uniformes se dio entre la inconformidad de los trabajadores, pues no le entregaron chamarras ni impermeables. Y sólo los dataron de un pantalón, botas y camisa.

“La chamarra y el impermeable son indispensables para nuestro trabajo, y más en época de lluvia, cómo nos vamos a poner el uniforme y sin cubrirnos de la lluvia, es como si no nos dieran nada”, dijo una de los trabajadores, quien pidió el anonimato.