*Las amenzas porque estamos haciendo las cosas bien, afirma


El encargado de despacho de la Secretaría de Seguridad Pública de Acapulco, Manuel Eduardo Flores Sonduk dijo estar con “la conciencia tranquila” tras los señalamientos y amenazas de muerte en su contra a través de mensajes del crimen organizado.

El miércoles, tres mantas con el mismo mensaje – firmado por el grupo delincuencial La Empresa – lo acusaron de tener nexos con al Cártel Independiente de Acapulco.

En tanto, ayer, una corona de flores fue abandonada frente al Ayuntamiento con la leyenda: “Manuel Flores Sonduk, descansa en paz”; junto a esta, dejaron una cartulina exigiendo la destitución de este funcionario al alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez.

Respecto a ello, entrevistado hoy durante el operativo por Semana Santa en el Zócalo porteño, el jefe policiaco afirmó que hay intereses detrás de estas amenazas:

“Son cosas de interés. Nosotros tenemos por lo menos la conciencia tranquila y venimos ha trabajar, no tenemos ninguna relación con ningún grupo del crimen organizado y estamos haciendo las cosas bien”.

Cuestionado, dijo desconocer quien podría estar detrás de las últimas amenazas y tampoco quiso detallar a qué “intereses” se refiere.

Afirmó que la investigación del caso está en manos de las autoridades ministeriales, y destacó que él ya se puso a disposición de la agencia investigadora.

“Espero lo hagan (me investiguen), porque yo no le debo nada a nadie, y a nadie le he robado nada”, expresó.

Respecto a su labor, dijo que el Operativo Semana Santa se lleva a cabo en playas como Caleta, Pie de la Cuesta y Barra Vieja.

Agregó que ya se ha cumplido con los trabajos de orientación y prevención de delitos en más de 18 escuelas, y destacó resultados en los programas de reordenamiento vial.