Ciudad de México.- América se consolidó esta semana como el continente donde el coronavirus se expande con mayor rapidez en momentos en los que se aproxima a los 1,7 millones de contagios confirmados y la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que habrá cambios importantes en nuestras vidas hasta que haya una vacuna.

En América el número de muertes por el coronavirus bordea ya las 100.000 y la expansión de la pandemia siguió su curso este viernes en EE.UU. al reportarse 1.279.546 casos totales en el país, según los datos compilados por la Universidad Johns Hopkins, que calcula que en el mundo ya son 273.034 los fallecidos y 3.918.316 los contagiados.

Incluso el coronavirus llegó hoy al círculo cercano del presidente de EE.UU., Donald Trump, al confirmarse el contagio de la portavoz del vicepresidente Mike Pence, mientras la Casa Blanca intentaba minimizar el segundo positivo por COVID-19 en menos de 24 horas.

Después de EE.UU. la situación más grave en América la afrontan Brasil (con 141.088 casos), cuyas autoridades no han parado de minimizar la gravedad de la pandemia pese a la dramática situación que viven algunos estados, seguido por Canadá (67.368) y Perú (58.526).

En esta jornada, el Gobierno de México aseguró que "no oculta" datos sobre fallecidos por COVID-19 en el país, en respuesta a un reportaje del The New York Times según el cual la cifra de muertos en la capital mexicana es tres veces mayor a los 696 registrados oficialmente.

Otro informe emitido por el independiente Observatorio Ciudadano COVID-19 denunció que al menos 765 casos de contagio del coronavirus SARS-coV-2 han sido negados por las autoridades de Nicaragua, que no reconocen la transmisión local comunitaria.

Ante la crisis sanitaria y su impacto en las finanzas han sido varios los países que han acudido a ayudas como es el caso de Ecuador, que obtuvo del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) la aprobación de dos préstamos, uno para responder a la emergencia sanitaria y otro para mitigar el impacto económico provocado por el COVID-19, y que en total ascenderían a unos 400 millones de dólares.

De otra parte, Bolivia recibirá del Banco Mundial (BM) 170 millones de dólares para fortalecer la capacidad de respuesta del sistema de salud ante el brote del COVID-19, mediante la reestructuración del proyecto de Redes de Servicios de Salud.

"Sabemos que este momento es muy complejo y se requiere una respuesta inmediata para gestionar la pandemia del COVID-19. Por ello, hemos puesto a disposición del país un apoyo rápido y eficiente para atender las necesidades más urgentes con miras a proteger a la población más vulnerable", señaló la directora del Banco Mundial para Bolivia, Chile, Ecuador y Perú, Marianne Fay, en un comunicado.

Según el reporte, entre el 30 de abril pasado y el día 6 de mayo, unas 781 personas han sido afectadas en Nicaragua por COVID-19, sin embargo, el Gobierno hasta ahora solamente reconoce 16 de ese total.