México.- La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó el pasado viernes el asesinato del periodista Francisco Romero, el sexto ocurrido en México este año, y reclamó al Estado mexicano que atienda y resuelva "de manera total" estos crímenes.

El cuerpo sin vida de Romero, que dirigía el medio digital "Ocurrió Aquí" y había denunciado amenazas, por lo que se había acogido al Mecanismo Nacional de Protección a Periodistas y Defensores de los Derechos Humanos, fue hallado el 16 de mayo en Playa del Carmen, en el estado de Quintana Roo.

En un comunicado, la presidenta de la SIP, la colombiana María Elvira Domínguez, condenó el asesinato e instó al Estado mexicano a mostrar voluntad política para cumplir con su deber de proteger a los periodistas, así como a investigar y sancionar los actos de violencia.

"Nuestra organización también seguirá reiterando la urgencia de corregir las falencias del mecanismo de protección, a fin de que pueda cumplir de manera eficaz con el propósito para el cual fue creado", subrayó Domínguez, directora del diario colombiano El País.

El cuerpo de Romero presentaba señales de golpes y una herida de bala en la cabeza.

El periodista, conocido como "Ñaca ñaca", fue colaborador del periódico El Quintana Roo Hoy y del semanario digital Playa News.

El año pasado fueron asesinados el director de Playa News, Rubén Pat, el 24 de julio y el colaborador de ese mismo medio, José Guadalupe Chan Dzib, el 29 de junio.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, el mexicano Roberto Rock, expresó que "lamentablemente seguimos con el mismo patrón de violencia e impunidad".

"Mientras tengamos que lamentar el asesinato de otro periodista en México, no nos cansaremos de insistir a las autoridades que la violencia no pueda ser aceptada como un suceso cotidiano y normal de esta sociedad", dijo Rock, quien dirige el medio digital La silla rota.

La SIP, con sede en Miami y formada por más de 1.300 publicaciones del hemisferio occidental, subrayó que desde diciembre pasado, cuando asumió la nueva administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, han sido asesinados ocho periodistas en México, seis de ellos en 2019.

Según la lista del organismo, antes que Romero fueron asesinados Telésforo Santiago, Omar Iván Camacho, Santiago Barroso Alfaro, Jesús Eugenio Ramos, Rafael Murúa Manríquez, Diego García Corona y Jesús Alejandro Márquez.