México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador denunció que usaron documentos falsos para inscribirlos a él y su esposa Beatriz Gutiérrez Müller como socios de 26 empresas ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT); planteó que el hecho se deba probablemente a una venganza por “proponer castigar a empresas fantasmas que generaran facturas falsas, pero eso se tiene que castigar”, afirmó.

En la conferencia mañanera de este día dijo: "me rayé, me convertí en empresario", también adelantó que esperará a que el SAT concluya la investigación para saber si interpondrá alguna denuncia.

La inscripción se realizó el 15 de agosto de este año en Boca del Río, Veracruz en las oficinas del SAT.

López Obrador aclaró que “me ponen a mí como socio y a mi esposa. Decirles a todos los mexicanos que no soy empresario y si soy servidor público. No tengo propiedades ni bienes. Nunca he tenido tarjeta de crédito. Aunque no pienso que todo el que tiene es malvado, si lo han hecho con trabajo y los respeto. Quién sabe porque hicieron esto. Hay que analizarlo hay que verlo. El SAT está investigando quién hizo esto. Están haciendo las investigaciones y ayer se detectó esto en el SAT”.

El presidente reiteró que debo “decirle a la gente que no tengo empresas y no soy socio de nada”.

Afirmó que “los conservadores están mal acostumbrados o por venganza quisieron vulnerar el sistema del SAT. Engañar que el presidente es socio de empresas recién creadas. Para luego decir el día de mañana que el presidente está actuando chueco”.

Dijo que el SAT constató que estas “empresas” no han hecho operaciones. Adelantó que este hecho se debe a que “quizá sea por proponer castigar a empresas fantasmas y por generar facturas falsas que se tienen que castigar”.

“Por ese motivo se está proponiendo una reforma para castigar a las empresas que fabrican facturas porque eso es un delito fiscal que afecta a la hacienda pública de la nación”.

El Ejecutivo federal afirmó que “no es para presumir pero el conservadurismo está derrotado y saben porque ellos fueron protagonistas de las políticas neoliberales y de corrupción. Ellos son los autores de llevar a cabo el saqueo más grande de México en el periodo neoliberal, fue más grande que el saqueo que hubo en la Colonia”.

“Estamos hablando del periodo de mayor corrupción y violencia en épocas de paz. Estamos hablando del periodo de mayor letalidad, donde son más los muertos que detenidos. Ahora se creen los paladines de  la transparencia y libertad. El poder es humildad y hay que actuar con rectitud y en apego a la verdad”, reflexionó.

Congresos derrochadores

Sobre gastos de opulencia en los congresos locales, el presidente dijo que de ser cierto, “los congresos locales deben informar  a los ciudadanos sobre sus gastos. En administraciones pasadas en el estado de México se creó un mecanismo donde los diputados locales manejaban presupuesto. De esa manera el gobernador apenas estaba abriendo la boca y ya le estaban aprobando todo en el Congreso”.

Explicó que esa misma forma de actuar “se trasladó al Congreso de la Unión donde había una partida de “moches” de 10 o 20 millones y le entregaban esos recursos en obras a través de Hacienda y eran obras para desarrollo urbano, cultura y deportes”.

“El gobernador y el diputado se ponían de acuerdo y a cambio, el diputado recibía un “moche” o se hacía la obra y el diputado recomendaba a la empresa constructora. Ahora los legisladores federales o locales tienen la facultad exclusiva de aprobar el presupuesto o crear leyes. Otra es que en las legislaturas pasadas los diputados hacían turismo político con cargo al erario público y les permitían tener un equipo de asesores y gastos de viáticos. Ahora se han ido reduciendo en el Senado y en la Cámara de Diputados federales los gastos y han aplicado políticas de austeridad. Quizá falta en los congresos locales aplicar las políticas de austeridad, y no debe haber ni amiguismo, ni actos de corrupción ni gastos de opulencia”, indicó.

Sobre si ha bajado la inflación en septiembre, el presidente expreso que eso "significa que se deterioran menos los ingresos de los trabajadores, si la inflación es baja rinden más los recursos de los trabajadores y mejoran las condiciones de vida de la población y se termina con un mito del periodo neoliberal de que aumentar el salario era inflacionario".

Afirmó que "este año se incrementó el salario como nunca en los últimos 36 años y ha bajado la inflación. Nos importa que esté baja la inflación, pero también nos importa que haya crecimiento. Lo que hay que conseguir es que no haya inflación y haya crecimiento poco a poco".

En el 2070, se dice que quienes vivan, apenas podrán pagar los intereses del Fobaproa. López Obrador respondió que "desde luego que tuvo que ver Salinas, lo cierto que fue en el gobierno de Zedillo donde se tomó la decisión de convertir las deudas privadas en deudas públicas. Cuando se traslada esa deuda privada a deuda pública se cometen muchos abusos y casos de corrupción. Esto a partir del 12 de diciembre de 1998, y cada año se han pagado en promedio 40 mil millones de pesos de intereses sin pagar la deuda de capital. Ahora el Fobaproa es un cargo que nos dejaron los conservadores de manera formal y lo que se tiene que procurar es que nunca más las deudas privadas se conviertan en deuda pública".