México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que si bien hay sindicatos y líderes gremiales que se oponen a la reforma laboral, hay otros que la impulsan y están a favor de ella, por lo que esta norma “va hacia adelante”.

“No son todos, la mayoría está aceptando que son otros tiempos y tiene que haber libertad y democracia sindical, y nosotros no vamos a solapar a líderes antidemocráticos”, expresó en conferencia de prensa donde se le preguntó su opinión sobre los amparos presentados contra la citada reforma.

Indicó que tanto los líderes sindicales como los ciudadanos están en su derecho de presentar amparos, aunque consideró que en el caso de los referentes a la reforma laboral se deben a que hay muchas inconformidades porque es una nueva etapa donde no se permite el “charrismo sindical”.

Ante ello, el jefe del Ejecutivo federal sostuvo que se debe aceptar que son nuevos tiempos y que “no puede haber sindicatos blancos no puede imponerse a gente” al frente de las organizaciones sindicales.

En ese sentido López Obrador enfatizó que “no hay sindicatos de Estado, el gobierno no tiene dirigentes predilectos, tiene que haber libertad y democracia sindical, voto libre de los trabajadores”.

“Estamos en el terreno de lo inédito, estamos empezando una etapa nueva por eso las resistencias, imagínense había sindicatos como el petrolero, donde los trabajadores votaban mostrando su credencial, no había voto secreto y en otros sindicatos ni siquiera elecciones”, comentó.

Al referir que los amparos que han presentados se están resolviendo en el Poder Judicial conforme a la ley, dijo que “estamos empezando y es natural que haya amparos”, pero enfatizó que “nosotros no vamos a solapar a líderes antidemocráticos”.