México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador salió en defensa de Manuel Bartlett Díaz sobre acusaciones periodísticas de supuestos actos de corrupción, afirmó que esos reportajes son un ataque de los conservadores: “los que saquearon ahora son opositores. Quieren confundir para enrarecer el ambiente. Quieren hacer creer que todos somos iguales y no es así. Todos estos reportajes tienen que ver con los grupos que hicieron una política de pillaje”.

Calificó los señalamientos como intentos de desprestigio, de manchar al nuevo gobierno, y afirmó que se va a respetar el derecho a disentir y se investigará todo, no hay impunidad. Llamó a los que acusan a dar la cara, a no lanzar ataques enzarapados. “Fuera máscaras, a un lado la hipocresía”. Nosotros no luchamos para crear una dictadura sino para crear una democracia, no debe haber cesura, no debe haber uso de la fuerza”.

En la conferencia mañanera, Manuel Bartlett Díaz, director general de Comisión Federal Electricidad (CFE), dio a conocer detalles sobre el acuerdo con la última de las siete empresas que manejan gasoductos y venden gas a la CFE.

Indicó que la empresa Fermaca maneja dos gasoductos que son de los más importantes porque bajan de Texas hacia el centro del país. “Al ampliar la duración del contrato por 10 años se garantiza la distribución del servicio y se mantendrá una relación de socios a largo plazo”.

El presidente afirmó que con el acuerdo se obtuvieron rebajas en las tarifas y “tenemos asegurado gas a buen precio durante 30 años”. “No olvidemos que la mayor parte de la energía eléctrica se produce con gas y se demuestra que con diálogo se puede llegar a acuerdos con las empresas y gobierno en beneficio del pueblo”.

El presidente reiteró que es natural que si cambia la política y se decide fortalecer a la CFE y no aumente el precio de la energía eléctrica en términos reales, y con una administración honrada y bajan los precios de la luz, todo eso no le gusta a los empresarios conservadores. “Por ese motivo las campañas de ataques contra el gobierno pero no prosperan”.

Sobre los señalamientos periodísticos por supuesto actos de corrupción, Manuel Bartlett negó tales acusaciones y dijo que el reportaje publicado es falso.

“Tengo toda una vida al servicio del gobierno mexicano y he realizado mis declaraciones patrimoniales respectivas. Asimismo, he presentado un informe a la función pública sobre cómo he construido mi patrimonio. Desde luego estoy abierto a que la Función Pública inicie una investigación sobre mi patrimonio. Sobre lo que me atribuyen de más propiedades equivalente a una manzana digo que es falso y nunca he sido denunciado”.

Por su parte el presidente se dijo satisfecho con Manuel Bartlett porque le apoya en limpiar de corrupción a la CFE. “Los conservadores, los que saquearon, ahora son opositores. Ahora quieren confundir para enrarecer el ambiente. Quieren hacer creer que todos somos iguales y no es así. Todos estos reportajes tienen que ver con los grupos que hicieron una política de pillaje”, afirmó.

López Obrador aseveró que había que recuperar la CFE, si no se ponía orden iba a desaparecer. “El propósito de los que se sentían dueños de México era desaparecer a Pemex y la CFE. Pretendían privatizar la energía eléctrica. Durante la administración de  Salinas empezaron a adjudicar contratos a empresas extranjeras, querían privatizar el 50 por cierto de la energía eléctrica y lo que querían era desaparecer la empresa pública CFE. En esa época la CFE producía toda la energía eléctrica que consumimos”, explicó el Ejecutivo Federal.

Obrador reiteró que no aumentan los precios de luz, gasolina y gas. “Hemos cumplido. Lo segundo es que hay una circunstancia especial en el mercado y está barato el gas, particularmente en Texas, es el gas más barato del mundo, por ese motivo y por razones estratégicas, México puede disponer a precios económicos ese gas”.

Indicó que en el período neoliberal no se produjo gas, fue un mal negocio para la nación, pero que ahora “vamos a producir gas, en tanto no seamos autosuficientes, nos vemos obligados todavía a importar gas”.

En otro asunto aclaró que ya firmó una carta donde por cosas de principios no se va a reelegir. "Lo importante es entregar con transparencia el gobierno de la 4T en el 2024", afirmó.

Hizo un llamado al pueblo de Acajete, en Puebla, a portarse bien. Manifestó que allá algunos se han dejado llevar por quienes se dedican a  robar gas y gasolina, al huachicol, los encampanan y los usan como escudo, pero eso no es correcto. Conozco bien Acajete y es gente buena y trabajadora, son ejemplares. Trabajan la agricultura toda la familia desde temprano hasta muy tarde, es de las zonas más productivas de México.

Adelantó que se va apoyar esa zona con fertilizante igual como se hace en Guerrero.

También pidió a los comerciantes de la Merced y la Central de Abasto que ya dejen de estar de groseros, “hoy se pasaron, tache”. Este día los comerciantes se manifestaron afuera de Palacio Nacional. Sin embargo, Obrador dijo que “tienen cariñosamente, afectuosamente tache, es un asunto que tiene que ver con el gobierno de la ciudad. Lo que está mal es que vengan con esas prácticas agresivas. No a la violencia, no se ve bien eso, no les ayuda”.