Ciudad de México.- Luego de que la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenó al INE encargarse de la realización de la encuesta nacional abierta, en la que la militancia elegirá la nueva dirigencia nacional de Morena, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que avala dicha decisión.

Sin embargo, desde la conferencia mañanera en Aguascalientes, reprochó a los integrantes del partido que fundó y que lo llevó al poder, que no se hayan puesto de acuerdo para organizar una consulta, sino que se estuvieran peleando.

“Algunos dicen ‘no, pues va a haber fraude’. Yo lo veo bien y tiene que haber autocritica, ¿por qué no se pusieron de acuerdo al interior? y además, ¿por qué no desde el principio se aceptó lo de la encuesta? Está en los estatutos “¿Por qué no someterse a lo que la gente decida, opine?

 

En la democracia es el pueblo el que manda. No llevan a cabo la encuesta y se están ahí enfrentando, va pasando el tiempo y ahora lo que dice el tribunal: que el instituto haga la encuesta”, remarcó.

El Presidente dijo que no cree que el INE se atreva a cambiar los resultados, o a “cucharear” la encuesta. Además, recordó que se puede supervisar el proceso electoral en todo el país