México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador limitó todas las preguntas y dudas sobre el caso del ataque a la familia LeBarón durante la conferencia de prensa matutina, para evitar momentos desagradables y remitió a los reporteros a una conferencia de prensa que darían después para explicar detalles.

En su lugar, el presidente se limitó a promover sus logros como las reformas legislativas que recién se aprobaron para consultar a la población sobre la revocación del mandato de las autoridades electas, y la de juzgar al presidente por cualquier delito como se juzga a cualquier ciudadano, porque antes “había impunidad constitucional”, afirmó.

Debe reconocerse la labor de los diputados y senadores, en algunos casos son iniciativas nuestras y en otros caso de ellos, pero al final ellos son los que votan, dijo.

Planteó que “ya debe acabarse la simulación y la demagogia, se gasta mucho en mantener a los institutos electorales y a los partidos, estamos en tiempos de austeridad, en tiempos neoliberales se crearon todos esos aparatos que servían nada más de parapetos, como la Comisión Nacional de Derechos Humanos o el instituto de la transparencia que nunca vio nada sobre la corrupción. Eran aparatos para simular que había democracia, proliferaron los seminarios sobre transparencia y derechos humanos, pura simulación y gasto oneroso”.

Expuso que este día se va someter a votación la propuesta de disminuir el 50 por ciento del presupuesto de los partidos políticos, “porque se gasta mucho en los institutos electorales y partidos”. Afirmó que para justificar la manera de robarse el dinero, en el período neoliberal se crearon estos aparatos para simular que había democracia.

Protección a periodistas

En preguntas y respuestas, representantes de organizaciones de periodistas, preguntaron a López Obrador sobre qué medidas aplicará para garantizar la vida y seguridad de los periodistas.

El presidente respondió con una reseña de cómo recibió el gobierno de parte de los gobiernos neoliberales a los que no interesó el pueblo y hubo una desigualdad enorme y monstruosa, esto alentó la inseguridad y la violencia que se padece. “Es herencia que dejó la política del pillaje de los neoliberales”, indicó.

Manifestó que como resultado de esa herencia están los crímenes en general y también los asesinatos de los periodistas. “Estamos tratando de cambiar esa herencia garantizando la tranquilidad, ya no teniendo como estrategia el uso de la fuerza y en su lagar atendiendo las causas de la violencia”, refirió.

Indicó que la muerte de los periodistas se dio en el contexto del clima de violencia generalizada y la complicidad de las autoridades con el crimen organizado en los gobiernos anteriores.

Informó que se mantendrá la protección a periodistas y las medidas expuestas por la ONU al respecto. Dijo que si hay propuestas para la protección a periodistas se pueden hacer a la Segob para mejorar.

Sobre la estigmatización contra periodistas en redes sociales, porque la máxima autoridad realiza un lenguaje que pudiera denigrar a los periodistas, y sobre si se compromete a utilizar un lenguaje que no estigmatice el ejercicio del periodismo, López Obrador aseguró que nunca ha utilizado un lenguaje que no estigmatiza a periodistas, sino a la corrupción.

“Antes no se acostumbraba esto porque la prensa estaba subvencionada, ahora hay libertades plenas y lo único que se hace aquí es informar y garantizar el derecho pleno a la información. Eso no se ha entendido porque antes existían consorcios que dominaban la llamada opinión pública. No había pluralidad, era dominante la prensa al servicio del régimen. Ahora es distinto, todo mundo se manifiesta y contamos con la dicha enorme de contar con las redes sociales”, indicó.

“No utilizamos un lenguaje ofensivo, somos respetuosos, solo ejercemos nuestro derecho de réplica, porque también tenemos el derecho a manifestarnos. No habrá censura para nadie”, afirmó.

“Nunca jamás en el tiempo que llevamos luchando hemos afectado o agredido a ningún periodista ni lo haríamos por principio y convicción”.

El presidente dijo que actúa con respeto a todos y por eso no tiene que comprometerse a usar otro lenguaje.

Obrador afirmó que no se utiliza ningún programa para espiar a nadie, como fue cuestionado por periodistas porque como opositor sufrió este tipo de prácticas de espionaje. "Ya todo eso está prohibido, nosotros no hemos comprado equipos para escuchas que significó corrupción".

AMLO expresó que "nosotros no usamos mecanismos que tenga que ver con la manipulación de redes sociales.  Nunca hemos pagado ese sistema Pagasus. Aquí se decidió que no se iba a perseguir a nadie en la 4T. Nosotros abrimos los expedientes de la antigua policía de investigación; desde 1977 yo fui espiado por mis acciones y en el nuevo gobierno decidimos que no se iba espiar a nadie".

"Los conservadores son hipócritas y tiene doble moral y lenguaje. Ahora no hemos recibido ninguna recomendación de derechos humanos en el tiempo que llevamos como gobierno.  Ahora investigamos e informamos en las conferencias matutinas. Así, el espionaje se terminó y el Estado Mayor desapareció.

"Estamos viviendo un momento estelar, el propósito del gobierno nuestro es llevar a la práctica la frase de Benito Juárez, nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho".