México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador propuso como medida alternativa que la consulta por la revocación del mandato se adelante y se realice el día 21 de marzo de 2021, lo anterior para zanjar la discusión en el Senado donde la oposición rechaza que se haga la consulta el mismo día de la elección intermedia.

López Obrador, también celebró que el presidente Trump esté cambiando de opinión. Afirmó que México está haciendo su parte con el trafico de personas. Anunció que se pedirá identificación para la compra de boletos en el trasporte públicos, porque hay información de que ahí viajan personas que no son del país y sin ningún registro.

En la conferencia mañanera, el presidente dijo que planteó que en el mismo gasto que se proyecta para la elección del 2021 incluya la consulta para la revocación del mandato para ahorrar dinero,  pero si no se acepta así, que se adelante la consulta sin costo adicional. “Estoy proponiendo el 21 de marzo del 2021 y además cae domingo”, indicó.

Sobre los altos sueldos en el Senado donde algunos trabajadores ganan más que el presidente, pidió que se revisen, que tomen nota para que no se viole la ley. Expuso que de acuerdo al artículo 127 de la Constitución nadie puede ganar más que el presidente. La ley es de aplicación general, aseguró.

Sobre la petición de Monreal de que no aparezca en la boleta, aclaró que desde hace mucho tiempo ha venido planteando la revocación del mandato, “pienso que en la democracia el pueblo pone y quita no debe soportarse una mala autoridad. Si el gobernante no sirve no hay por qué aguantarlo”.

López Obrador manifestó que “cuando una autoridad no tiene respaldo popular, ya no sirve, hay que quitarlo. Por eso la revocación del mandato. Lo propusimos pero los senadores y diputados federales de oposición sostienen que no deben de llevarse a cabo el mismo día de la elección intermedia federal, en el 2021. La propuesta que hacemos es que se haga el mismo día para no gastar más. Aprovechar que se va elegir a senadores y diputados, para no hacer doble gasto”, refirió.

“Ellos piensan que esto tiene un propósito  electoral para favorecer a un partido. Por eso no aceptan la reforma”. El mandatario federal aclaró que “ya no estoy actuando como militante, represento a todos los mexicanos. Lo que propongo es que no se gaste más. Que el mismo gasto que se plantea para el 2021 incluya la consulta para la revocación del mandato que sería lo mejor, pero si no se acepta así, que se adelante la consulta, sin costo adicional. Estoy proponiendo el 21 de marzo del 2021 y además cae domingo”.

El presidente dijo que hay grandes despachos para asesorar a empresas en evasión de impuestos. Algunos muy famosos que hasta se anunciaban que podían sacar a cualquier corrupto de la cárcel. Algunos de estos abogados habían estado de diputados y senadores, además con buena relación con el poder judicial, jueces y ministros. “Es una injusticia que los que más tienen no se paguen impuestos”, aseguró.

En otro tema, el presidente manifestó que estamos limpiando las instituciones, quedaron echadas a perder. Migración quedó muy deteriorada y en aduanas hay un proceso de limpia porque había aduanas tomadas por la delincuencia. Había componenda entre servidores públicos y empresarios.

Afirmó que el afán de lucro dominó durante todo el periodo neoliberal. Primero privatizan una planta de fertilizante, y luego la estatizan. Deja de operar durante muchos años y queda en ruinas. En el marco del llamado Pacto por México que se firmó un convenio, se decide comprar la planta, que estaba en desuso y se pagan, cerca de 400 millones de dólares. Desde que se compra se cometen irregularidades porque ahí sí los consejeros de Pemex no dijeron nada, señaló.

Explicó que además de la compra, se otorgó un crédito para hacer la planta, porque la planta antigua ya no pudo repararse. Se hace de nuevo la planta y se destinan otros 400 millones de dólares más, el caso es que hay una deuda de casi mil millones de dólares y la deuda fue financiada por la banca de desarrollo, dinero del presupuesto. “De ese tamaño era los negocios que se hacían a costa del presupuesto público”.

Comentó que es muy difícil que un presidente no se enteré de un negocio de esa magnitud, refiriéndose al periodo de peña Nieto. Llamó a Salinas el padre de la desigualdad. Obrador marcó su  raya y dijo que prefiere ver hacia adelante para no meterse con los actos de corrupción y abuso que cometieron sus antecesores.

Sobre el nepotismo que pudiera existir entre los hermanos Eréndira Sandoval, titular de la función pública  y Amílcar Sandoval, súper delegado federal en Guerrero. Afirmó que él no ve ahí ningún tipo de nepotismo, sin embargo planteó como remedio que Eréndira va emitir un documento donde se excusaría sobre cualquier asunto de corrupción en donde se podría ver involucrado su hermano.

Dijo que están en áreas distintas del mismo gobierno federal, pero que debería de analizarse si eso está o no permitido.

También expresó que no ve mal que se repatrien los restos de Porfirio Díaz, pero sin olvidar nuestra historia.