México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador celebró el acuerdo alcanzado con las empresas constructoras y transportistas de gasoductos que mantenían multimillonarias demandas contra la Comisión Federal de Electricidad (CFE), dijo que se pactó un acuerdo benéfico para la nación porque significa un ahorro para la hacienda pública de 4 mil 500 millones de dólares a favor de la Comisión Federal de Electricidad.

Arropado por líderes empresariales como Carlos Slim Helú, presidente Grupo Carso, Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Antonio del Valle Perochena, presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN), Carlos Ruiz Sacristán, presidente ejecutivo de IEnova, Tania Ortiz Mena, directora General de IENova, Robert Jones, director de TransCanadá, Carlos Borunda Zaragoza, director de Asuntos Gubernamentales de TransCanadá, Gerardo Kuri Kaufmann, consejero de Grupo Carso. Y los funcionarios Alejandro Esquer Verdugo, secretario particular del presidente, Arturo Herrera Gutiérrez, secretario de Hacienda y Crédito Público, Manuel Bartlett Díaz, director general de CFE, Miguel Santiago Reyes Hernández, director de CFE Energía, y Miguel López López, coordinador de Administración de CFE,  López Obrador afirmó que con este acuerdo con empresarios se garantiza el abasto de gas para la industria eléctrica y fomento para la industria nacional, y enfatizó que “nosotros no vamos a expropiar ningún bien privado”.

Señaló que al obtener buenos precios del gas, podemos asumir el compromiso de no aumentar el precio de la energía eléctrica. “Se gana porque la CFE logra mejores tarifas que benefician a los usuarios. Ganamos porque nos evitamos un pleito que hubiese significado ir a tribunales internacionales y que duraría varios años generando desconfianza en México”.

El presidente destacó la participación en este acuerdo del Grupo Carso, de Carlos Slim, al que hizo un reconocimiento porque fue el primero que pactó con la CFE. También reconoció la intermediación de los líderes del sector empresarial, Carlos Salazar Lomelín y Antonio del Valle.

En la conferencia mañanera el director de la CFE, Manuel Bartlett Díaz informó los detalles del acuerdo y mencionó que en la renegociación de las condiciones contractuales se realizaron tres reuniones generales y 16 reuniones con empresas transportistas, logrando el desistimiento de las partes de cualquier acción legal. Es un acuerdo definitivo, legal y equilibrado para transportar el gas por el país, afirmó.

Manifestó que con este acuerdo se logra la disminución de las tarifas en la conducción de gas que beneficia a la CFE, la reducción fue de 33 y 38 por ciento del volumen original. “De una tarifa establecida se pasa a una tarifa diferente y a las empresas se les da la oportunidad de seguir siendo dueños de los gasoductos durante 25 años”.

Por su parte, Carlos Slim dijo que lo que se negoció con CFE es hacer más funcional los gasoductos y cuando no se estén ocupando se puedan arrendar y obtener ingresos adicionales.

“La gran importancia de estos gasoductos es poder acceder al gas más barato del mundo y poder hacer uso de este gas del norte al sur del país. También va a permitir el desarrollo del sureste para que se pueda importar gas internacional y nacional a través de los gasoductos”, explicó.

“Hoy podemos tener energía más barata que los europeos, asiáticos y de América latina. En este proceso hay un ganar, ganar y se ha privilegiado el diálogo”, destacó.

Expresó que hay un compromiso verbal con cada una de las cuatro empresas involucradas de terminar los gasoductos hacia el sur del país.

En cuanto a la visión económica del país, Carlos Slim dijo que en los objetivos que tiene este gobierno, todos estamos de acuerdo y lo que nos está faltando es hacer una inversión masiva que genere una inversión muy importante y genera empleo.

El empresario dijo que México es un paraíso que puede tener tazas bajas en CETES.

Aseveró que “estamos en una situación donde el crecimiento puede estar en 0 o 2 por ciento, pero todo depende de la demanda y de la inversión y vamos a crecer bien, no sé si este año. Lo importante es que hay recursos para invertir”.

Afirmó que está convencido de que la actual política económica de México es la mejor.

Carlos Slim dijo que no se están aprovechando de ninguna ventaja, que nunca hubo abusos en los gobiernos anteriores: “es totalmente falso, no hubo corrupción, lo firmo y lo confirmo. Indicó que el acuerdo actual es más benéfico que el anterior donde era por pagos diferidos.

Por su parte, Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), manifestó que el punto central es la inversión y cómo se pueden promover los proyectos de inversión en el país. Afirmó que “las finanzas se han manejado de manera equilibrada en el país. No solo se trata de crecer sino desarrollar nuestro país”.