México. Notimex.- El coordinador parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Senado de la República, Miguel Ángel Osorio Chong, consideró que con los cambios de política de Estados Unidos en materia migratoria, México tienen que prepararse paras evitar que se crea que este país es su “patrio trasero”, para deportar a los migrantes indocumentados.

En conferencia de prensa, el legislador apuntó que aunque el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, diga que no hay un acuerdo en materia migratoria con Estados Unidos, pareciera que el presidente Donald Trump da por hecho que México es el tercer país seguro.

“Eso nos debe de preocupar muchísimo. Entonces creo que debemos de prepararnos para evitar que crea que va a ser el patio trasero México de Estados Unidos”, precisó.

El senador de Hidalgo exhortó a no permitir esta situación, ya que si Estados Unidos quiere devolver a los migrantes que lo haga a sus países de origen, aunque sea costoso “pues es obligación de ellos no nuestra”.

“Nosotros tenemos que hacernos cargo de los mexicanos, que por cierto hay que ver qué han hecho del Programa Somos Mexicanos, que recibía a nuestros connacionales, qué han hecho en este gobierno, porque es bien importante, ojalá siga.

“Pero la alerta es que aún sin un acuerdo con México, ellos ya nos ven, y escuché a Muñoz Ledo, como tercer país. Es muy delicado”, añadió.

Osorio Chong agregó que el presidente estadunidense tomó esa decisión sin consultarlo con México; “eso es lo que entonces nos tiene que hacer reaccionar a los mexicanos y evitarlo completamente, porque no nos están preguntando, lo están haciendo”.

Explicó que México no está preparado para ser tercer país seguro, pues ello representa recibir una gran cantidad de gente, el compromiso en la alimentación, en el hospedaje, en educación y en los servicios de salud.

“Es impresionante lo que se tiene que hacer, y no estamos preparados, estoy convencido de ello”, dijo.

Además, reiteró que como grupo parlamentario en el PRI están preocupados, razón por la que le piden al gobierno, el apoyo y el respaldo, para evitar que a partir de esas reglas envíen a centroamericanos a México, mientras está su proceso jurídico de refugio en los Estados Unidos.