México.- AMLO aprovechó su visita a Tlacolula en Oaxaca, para promocionar las bebidas típicas de la región, pues dijo son mucho más sanas, nutritivas y baratas que los refrescos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reconoció a la ciudad de Oaxaca como “uno de los sitios con mayor tradición”, sobre todo en cuanto a gastronomía.

Acompañado por el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat; el secretario de Salud, Jorge Alcocer y los directores del IMSS, Zóe Roble, como del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez Pineda, el presidente departió junto con ellos tejate preparado en el lugar.

El presidente mexicano empezó a explicar que el tejate es una bebida de maíz con cacao muy similar al pozol o chilate, la cual forma parte de la dieta del IMSS Bienestar que se promueve en Oaxaca y se caracteriza por ser energética.

“¿Y qué, no nos vas a invitar?, le dijo AMLO a quien preparó el tejate.

López Obrador indicó que en el IMSS existe una orientación nutricional para combatir la obesidad, aprender a comer bien y menos comida chatarra, ponderando en su lugar la comida tradicional que se produce en los lugares de origen.

Una nutrióloga explicó que cuáles eran los platillos expuestos: el primero “higaditos” que se preparan con huevo, pollo y una salsa picosa; en segundo lugar “guías de flor de calabaza” preparadas con calabacitas tiernas, hojas de flor de calabaza y elote que se acompañan con un pedazo de tasajo; al final las tlayudas.

Además se preparó una salsa de gusanos de maguey y chapulines.