México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que se sigue invirtiendo en materia de turismo, y dio la palabra al secretario de Turismo, Miguel Torruco Marqués quien presentó cifras de la inversión que se ha hecho en los últimos años.

El funcionario federal dijo que han visitado a México 29.8 millones de turistas internacionales que representa una derrama de 17 mil 250 millones de dólares. Asimismo, se generaron 4 millones 326 empleos. Anunció que cerrarán el año con 53 millones 300 mil turistas internacionales y 34 mil 400 millones de dólares.

En la conferencia matutina de este día, el presidente dijo que el sector turístico no solo crea riqueza sino que distribuye riquezas, reactiva por completo la economía.

Destacó la inversión anunciada en la Riviera Maya en Cancún que ha tenido un crecimiento del 8 por ciento. Dijo que eso fue lo único que creció en el período neoliberal.

Afirmó que en Cancún tenemos las playas limpias en general en Quintana Roo y siguen llegando millones de turistas, quiero terminar agradeciendo mucho a los inversionistas del sector inmobiliario.

Sostuvo que Cancún y la Rivera Maya es el mejor centro turístico del mundo y se va complementar con el tren turístico maya.

Destinos turísticos violentos

A pregunta de Bajo Palabra sobre el deterioro por la violencia y el crimen de los destinos turísticos de México como es el caso de Acapulco que lleva dos décadas en caída permanente por factores diversos, pero principalmente la violencia imparable y la extorsión, López Obrador respondió con generalidades y dijo que  se está haciendo el trabajo para que haya inversiones y garantizar al mismo tiempo la seguridad: es la asignatura pendiente, señaló.

“Consideramos que vamos a ir avanzando en materia de seguridad y un signo de que hay confianza y que se van a resolver problemas de inseguridad. Si no hubiera confianza no habría inversión”, refirió.

En específico de Acapulco reiteró que “estamos trabajando en las colonias de Acapulco. Se trabaja en Renacimiento con una inversión de 600 millones mejorando las colonias populares y se van a destinar 600 millones más, en total mil 200 millones de pesos. Lo mismo en Cancún, con 600 millones con ese propósito”.

Expresó que “no deja de haber problemas pero soy optimista”.

Campaña de adicción sin atención a salud emocional

También a cuestionamiento de Bajo Palabra respecto a que se inició una campaña contra la drogadicción sin la infraestructura necesaria de atención a jóvenes y adultos con este problema, el presidente reconoció que se echó andar la campaña de drogadicción sin la infraestructura de atención profesional para las personas con alguna adicción. “Nos encontramos que había muy poco, casi nada de infraestructura básica de atención a los jóvenes”. Afirmó que se va a avanzar en la parte emocional, dado que la ley general de Salud no contempla un artículo que garantice la salud emocional de los mexicanos.

Aseguró que se va a reforzar la campaña de drogadicción. Indicó que es prioritaria y se va a mejorar. “No había nada de eso. Lo único que había era este mundo color de rosa de que el que actuaba en una banda de delincuentes era casi un triunfador de la vida”.

Afirmó que ya se tiene esta infraestructura de atención a los jóvenes con adicciones. Es fundamental detener el crecimiento y el consumo de drogas, afirmó.

Corrupción

Sobre presuntos actos de corrupción en Pemex presentados en un tribunal internacional en Canadá, Obrador comentó que “hemos denunciado permanente que Pemex era una de las instituciones más saqueadas con el pretexto de la política neoliberal, esto se introdujo porque se alentó desde el extranjero, como la reforma energética, laboral, fiscal, y se produjo con el apoyo de grandes medios de comunicación. Nunca se dieron cuenta que se estaba acabando a México y quienes se oponían eran denostados y estigmatizados”.

Infirmó que “tenemos una querella contra la empresa Oro Negro y resulta que tiene una demanda en contra de Pemex y nosotros estamos demandando a esa empresa. Porque los dueños de esa empresa vienen del gobierno y el director de esa empresa es hijo del que fue secretario de Hacienda con Vicente Fox. El hijo es quien manda hacer una investigación para intervenir  los teléfonos celulares y escuchar las llamadas telefónicas”, refirió.

El presidente afirmó que no se acepta en su gobierno la corrupción ni la impunidad, “todo lo que sea impunidad y corrupción se envía por la Presidencia a la Fiscalía. Ahora la fiscalía es autónoma y  todo donde haya indicios de corrupción de inmediato se presenta la denuncia por parte de la Presidencia”, manifestó.

Obrador manifestó que la gente decida si se debe juzgar a los expresidentes, “ayer se llevó a cabo la reforma al artículo 35 para que se puedan llevar las consultas y si la gente decide juzgar a los presidentes así se hará. Aunque seguiría insistiendo el punto de que hay que continuar sin detenernos en el pasado”.

Revocación del mandato

López Obrador celebró que el Senado de la República haya aprobó la reforma constitucional para que se pueda llevar a cabo la consulta para la revocación del mandato: “ahora a la mitad del mandato se puede realizar la consulta para definir o ratificar si el gobernante cumple con los precepto para lo que fue electo de acuerdo con el artículo 39 de la Constitución. Es muy importante está reforma porque se le va a preguntar al pueblo si quieren que continúe el presidente o renuncie”.

Criticó que los opositores dicen que está consulta de revocación del mandato es para perpetuarse como presidente, pero aclaró que “no es así, así lo piensan los conservadores. Está forma de revocación del mandato es legal y ciudadana. Estoy de acuerdo con los cambios que hicieron los senadores de determinar el mecanismo de 2 millones 200 mil ciudadanos para poder realizar una consulta en el 2022”. “Esto es importante porque (ahora) la ciudadanía tiene que soportar seis años a un mal gobernante”.