México.- El presidente nacional del PAN, Marko Cortés, llamó a restablecer el orden democrático en Baja California, luego de que el Congreso del estado aprobó ayer la declaratoria de procedencia para ampliar el mandato del gobernador electo, Jaime Bonilla, de dos a cinco años.

Expuso que el orden constitucional y democrático de la entidad “está siendo amenazado por caprichos de legisladores irresponsables, un próximo gobernador obsesionado por permanecer en el poder más tiempo para el cual fue electo y un presidente de la República que se hace el que no ve ni escucha nada”.

Sostuvo que, ante la molestia social, los diputados locales sesionaron “en lo oscurito y fuera de su recinto Legislativo” para dar un golpe más a la democracia y generar un retroceso grave en el estado al violentar las leyes y el estado de Derecho, así como ir en contra del voto de los ciudadanos.

Hizo un llamado a todos los que se dicen demócratas para que levanten la voz y cuiden el andamiaje constitucional; dijo que el presidente Andrés Manuel López Obrador protestó cumplir y hacer cumplir la Constitución, y “ahora no puede quedarse callado”.

El dirigente del Partido Acción Nacional (PAN) comentó mediante un comunicado que Morena promueve la ampliación de mandato como un ensayo que pudiera impulsar a nivel federal.

Ante ello, señaló que en Baja California se trabaja con alcaldes de extracción panista, con el presidente estatal, los municipales y legisladores “para que todos cerremos filas y hagamos un movimiento que rescate" al estado.

Agregó que el Congreso de Baja California incurrió además en una auténtica afrenta contra el Congreso de la Unión, al rechazar el punto de acuerdo aprobado la semana pasada por unanimidad en la Comisión Permanente.