Acapulco, Guerrero.- El empresario de la seguridad privada Jobamex, Joaquín Badillo Escamilla, consideró que la nueva disposición del presidente Andrés Manuel López Obrador de no contratar seguridad privada para edificios gubernamentales, va directamente a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y no contra las empresas del sector privado.

Afirmó que esta iniciativa es positiva porque a la SSP se le destina un recurso en efectivo propio. Indicó que los estados comienzan a lucrar con este recurso que en ocasiones se desconoce a dónde va a parar, pues no se atiende la seguridad de la población.

"Desde aquí hacerle un llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador para que tome la bandera de las policías auxiliares y haga cumplir la Ley Colectiva 110 de las policías colectivas para que los estados y municipios ya no continúen lucrando y alquilándola como sector privado en dependencias gubernamentales cuyos recursos en ocasiones son opacos ", expresó el empresario.

Mencionó que también se tiene que investigar y analizar cada dependencia gubernamental, porque existen agentes vigilando escuelas públicas.

Por otra parte, consideró que continúan al alza los delitos de homicidio, cobro de cuota y extorsión en un 35 por ciento, mientras que los robos a transeúntes y robo de vehículo aumentó entre un 10 y un 17 por ciento.

Afirmó que el robo a casa habitación va de un 7 a un 10 por ciento donde “se puede observar con mucha tristeza e indignación que no se tenga hasta el momento una estrategia en materia de seguridad en el estado y municipio pese a que las autoridades digan lo contrario”, concluyó.