Acapulco, Guerrero.- Debido a que ya no hay “avión presidencial”, el presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que tuvo que interrumpir su reunión con los Congresistas y el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau.

Durante una gira de trabajo por Guerrero, en su recorrido número 74 a un hospital rural del IMSS, el mandatorio señaló que en su gobierno se acabaron los lujos y llegó a La Unión, primero a Zihuatanejo en vuelo comercial y luego por carretera.

“En la reunión con diputados de Estados Unidos y les dije me tengo que ir porque voy a la Unión y me voy en avión de línea, porque ya no hay avión presidencial y si no, no llego al aeropuerto, me deja”, comentó.

El mandatorio señaló que si vuela en helicóptero no puede darse cuenta del estado del camino.