México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que la economía mexicana está muy bien, que hay estabilidad en el peso, que hay control de la inflación, que el peso es fuerte, que nunca en 36 años se había incrementado el salario como se hizo en este año, “les adelanto que está aumentando el consumo, que está llegando inversión extrajera, evitamos que se impusieran aranceles, vamos muy bien y hay bienestar en la gente”.

Afirmó que el primero de julio quiere informar con datos duros sobre los avances en la economía. “Le vamos a demostrar a los tecnócratas corruptos que es mejor nuestra política económica”, afirmó.

No obstante, López Obrador solapó la corrupción, abuso y enriquecimiento  ilícito que hicieron los expresidentes Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón porque aseguró que prefiere ver hacia el futuro y no engancharse con el pasado. Contrario aseguró que hay que rendir cuentas a los ciudadanos.

En su conferencia mañanera, el presidente aseguró que es respetuoso de la libertad de expresión y de que es mejor polemizar pero se negó a polemizar sobre la evidente corrupción de los expresidentes. Dijo que no cree en el castigo de los que fracasaron al imponer el modelo neoliberal. Indicó que muchos expertos apoyaron ese modelo y no han ofrecido disculpas por el fracaso.

López Obrador evadió todo tipo de cuestionamientos sobre los expresidentes, la corrupción y abuso que cometieron contra los recursos públicos porque aseguró que él prefiere ver hacia adelante.

También celebró que se haya aprobado por la Cámara de Senadores el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá (T-MEC), porque eso estabiliza los mercados y da certeza a los inversionistas.

Manifestó que “la aprobación del T-MEC es una señal de que hay unidad en el país. Se da este acuerdo cuando en México se están impulsando actividades productivas además se está impulsando el mercado interno. Con La ratificación de este acuerdo se puede continuar con el tratado de libre comercio”, expresó.

Informó que se reunirá en Tapachula con el presidente de El Salvador donde se dará inicio al programa de ayuda para la generación de empleo.

Manifestó que la economía está bien, que se está fortaleciendo el peso, que hay crecimiento y que el primero de julio quiere informar con datos duros sobre este tema. “Le vamos a demostrar a los tecnócratas corruptos que es mejor nuestra política económica. Se desesperan y cada vez que tienen oportunidad van las ocho columnas: “se cae la generación de empleos como nunca”, un sensacionalismo exagerado”, aseveró.

"Vamos a que yo presente mi informe el primero de julio y pueda dar respuesta sobre lo que está sucediendo en la economía, no puedo decir más porque me estoy reservando para el día primero, pero adelanto que hay control de la inflación, que el peso es fuerte, que nunca en 36 años se había incrementado el salario como se hizo en este año, se les adelanto que está aumentando el consumo, que está llegando inversión extranjera, evitamos que se impusieran aranceles, vamos muy bien y hay bienestar en la gente. ¿Cuándo se había llevado a los pobres el apoyo que les está llegando ahora?".

López Obrador dijo que no está ahí de florero, sino que llegó para acabar con la corrupción, sea contra quien sea. vamos a resistir toda la andanada de ataques porque se lucha por causas justas.