México.- El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se tomará tres días de descanso previo a la ceremonia de investidura en la que asumirá de manera formal el Poder Ejecutivo de la nación.

En un comunicado, el equipo de transición informó que el futuro mandatario no tendrá actividades públicas a partir de este miércoles 28 de noviembre y hasta el sábado 1 de diciembre, día en que deberá acudir al Palacio Legislativo de San Lázaro para la toma de protesta.

La ceremonia de cambio de gobierno arrancará en punto de las 9:00 horas y se espera que sea alrededor de las 11 de la mañana que el presidente jure hacer cumplir la Constitución. El programa indica que minutos después ofrecerá un mensaje ante los legisladores e invitados de honor, para por la tarde arribar al Zócalo del Centro Histórico y ofrecer un nuevo mensaje al pueblo de México.