México.- Tras reiterar su respeto a los trabajadores del volante, a quienes calificó como ciudadanos inteligentes, libres e independientes, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que están abiertas las puertas para el diálogo con este sector, aunque aclaró que “no se puede decir que sí a todo”.

Interrogado durante su conferencia matutina de este lunes, respecto al paro de taxistas que se realiza en la Ciudad de México, dijo que la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, ya abrió el diálogo, por lo que aseguró que los trabajadores del volante van a ser siempre escuchados, atendidos.

No obstante, como “recomendación fraterna”, sugirió a los trabajadores del volante que no permitan la manipulación, porque siempre “hay quienes quieren sacar raja política”, al reiterar su apoyo a la jefa de gobierno a quien calificó como una persona honesta y seria.