México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador continúo este día su cruzada dialéctica contra la corrupción en México y afirmó que por la corrupción que imperó en el régimen neoliberal  se produjo una monstruosa desigualdad social. Ahora es necesario que haya una redistribución del ingreso y que haya bienestar social. Lo que estamos haciendo es escuchar a todos y atender a la gente humilde. Se necesita la coordinación del sector público y privado, es importante que el sector privado busque obtener ganancias razonables  y no ser agente de la corrupción.”

"En mi nuevo libro se llama hacia una nueva economía moral. En México necesitamos también la adopción de ese nuevo paradigma de que el sector empresarial asuma ese compromiso. Quiero dejar de manifiesto que los dirigentes de organizaciones de empresarios en México están trabajando en un código empresarial".

"Que no vuelva a pasar en México que empresarios extranjeros hagan negocios al amparo del poder público en detrimento de la hacienda pública de México, como Odebrecht, DHL y muchas empresas que estaban acostumbradas a que se les condonaran los impuestos. A los bancos se le condonaban los impuestos, por eso la falta de recaudación. Por eso todas las cargas de impuestos lo llevaba el pueblo raso y la clase media. Había mucha evasión, fabricación de facturas falsas, todo eso se ha convertido en delito grave".

En la conferencia de prensa matutina, reiteró que en un año más van a quedar sentadas las bases de la transformación y “les dará trabajo a los conservadores dar marcha atrás a todo lo logrado, no van a poder porque vamos a cimentar bien. Son nuevas condiciones, nuevas políticas y va ser muy difícil regresar a la política de pillaje, de saqueo, de abandono del pueblo, va ser muy difícil”.

Afirmó que pese a la oposición de algunos, no va a cambiar la estrategia para enfrentar la inseguridad y la violencia atendiendo las causas que la originan. “No se usará la violencia para enfrentar la violencia”.

“Vamos bien, que no haya duda, y vamos a ir superando todo esto que es una herencia de una política fracasada y nunca más se va a volver aplicar en el país”.

Dijo que se seguirá aplicando el plan de transformación a pesar de todos los obstáculos que se tienen que enfrentar y reafirmó que se ha logrado mucho en poco tiempo y consideró que las bases de la transformación estarán en un año más.

Reflexionó que “en las crisis, aunque sean transitorias se definen más las posturas. Desde lo de Culiacán y la familia LeBarón asesinada, se despertaron posturas de declarar la guerra al narcotráfico. Anteriormente no se tenía así información, y pensando en que esto le va a gustar a la gente los que tienen afanes de tomar una decisión del uso de la fuerza y esa estrategia fue fallida”.

“Nosotros decidimos actuar bajo un nuevo paradigma para enfrentar la inseguridad y la violencia, y el camino es que haya bienestar y seguridad. Los conservadores decían que necesitaban guerra, violencia y se vivía en una especie de enajenación y pueden ver qué en el período neoliberal nunca se habló de resolver las causas de la inseguridad y la violencia, todo era atender las causas mediante la violencia con más violencia. En conclusión, nosotros no vamos a cambiar la estrategia de inseguridad y violencia y estamos seguros que el camino es la paz y no vamos aplicar medidas de atender violencia con más violencia, estamos seguros de sacar adelante la transformación y vamos a ir sorteando todas las adversidades y nunca más se va a privilegiar la violencia con más violencia”.

Tras este planteamiento inicial,  López Obrador contestó preguntas y respuestas diversas, entre ellas temas relacionados con la salud donde reiteró que se mejorará el servicio para tener una atención e este rubro de primer mundo.

“Ahora se trata que existan todas las medicinas de manera gratuita para toda la población que no tiene seguridad social y que es la mitad de la población del país; asimismo que no falten los médicos; ahora es un derecho universal el derecho a la salud establecido en el artículo cuarto de la Constitución y se van a invertir 40 mil millones adicionales”, indicó.

Sobre la importancia de las conferencias, AMLO expresó que “estamos convencidos que está conferencia de prensa es muy buena. No les gusta algunos, pero debemos respetar a todos, tenemos como gobierno que garantizar la información a todos.  A partir de la información tenemos el compromiso de transmitir a la ciudadanía sobre lo que estamos haciendo en el gobierno de la 4T”.

Refirió que a partir del fenómeno de Culiacán, está creciendo la presencia de la 4T en las redes sociales.

Dijo que muchos delitos en la sociedad salen desde los reclusorios y los que ejecutan las acciones son jóvenes adictos.

“La idea en la 4T es que el crimen organizado ya no tenga mano de obra adicta de los jóvenes en la sociedad. Es arrebatar a los grupos de violencia a los jóvenes con programas de atención. Ahora tenemos el programa de bienestar jóvenes construyendo el futuro, becas para los jóvenes y que exista una frontera entre el gobierno y los grupos delictivos”.

Afirmó que hay un cambio de paradigma en seguridad. Erradicar la corrupción y reactivar la procuración de justicia; garantizar empleo, educación, salud y bienestar; pleno respeto a los derechos humanos; regeneración ética de las instituciones y de la sociedad; reformar el combate a las drogas; emprender la construcción de la paz; recuperación y dignificación de las cárceles; articular la seguridad nacional, la seguridad pública y la paz; repensar la seguridad nacional y reorientar las fuerzas armadas; establecer la guardia nacional”.

AMLO reiteró que no debe haber complicidad entre autoridades y delincuencia. El que comete un delito tiene que ser castigado,  "nuestra dignidad no tiene precio".