México.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador afirmó que los estudiantes que salgan de una escuela normal van a salir con su plaza, dependiendo únicamente de la disponibilidad que exista.

Informó que fue él quien planteó y sugirió esa medida, con la única condición que se ponga en correspondencia con las vacantes, pero que las plaza las cubran y tengan preferencia los egresados de las normales públicas.

Aseguró que esta medida para nada pone en riesgo la supuesta calidad educativa, porque los maestros de México están bien formados y capacitados.

Enfatizó que ya basta de estar partiendo de supuestos falsos como eso de que los maestros no están bien formados, porque eso tiene que ver con la política neoliberal y la agenda que impuso Estados Unidos para imponer las llamadas reformas estructurales.

Refirió que esa posición es un asunto ideológico. “Nosotros no actuamos así, nosotros nos apegamos a la realidad”.

El presidente dijo que los neoliberales desprestigiaron a los maestros, se pagaron campañas para decir que los maestros son irresponsables, que no dan clase, que ganaban muchísimo.

Manifestó que para tomar tal medida “nadie me presionó, ni los de la SNTE, yo no me dejo presionar por nadie, no me dejo intimidar por nadie. Ni siquiera ellos me lo plantearon, yo lo plantee porque quiero fortalecer la educación pública”, señaló.

Informó que fueron Zedillo y Salinas quienes modificaron la Constitución para privatizar la educación. “Acotaron el derecho solo a educación básica, y a partir de ahí creció la matrícula de las escuelas privadas como nunca. No estoy en contra de escuelas privadas pero el Estado debe garantizar la educación gratuita”.

“Es cosa de entender que ya estamos en la época posneoliberal, ya no es lo mismo, se está aplicando otra política porque así lo decidió la gente, no engañé a nadie, esto lo decía en las plazas y la gente votó para que se lleven a cabo los cambios”, indicó.