México.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador afirmó que el sistema de salud está peor que el sistema educativo; dijo que el IMSS es una institución plagada de corrupción y se está limpiando.

"Me comprometo a que en este gobierno se haga valer el derecho del pueblo de México a la salud como lo establece la Constitución. Solo requiero tiempo porque dejaron en ruinas el sistema de salud", afirmó.

Dijo que si se acaba con la corrupción y se aplica la austeridad habrá un mejor servicio.

López Obrador invitó a la conferencia mañanera al exsenador Zoe Robledo, recién nombrado titular del Seguro Social, quien expuso que los anteriores gobiernos abandonaron su función de protección a los ciudadanos, que es obligación del Estado, y que ahora de lo que se trata es de recuperar esa función. Expuso que la salud no es un asunto de políticas públicas, sino de reconstrucción de la política

Dijo que se reunió con el secretario de Hacienda para revisar el gasto del IMSS. Indicó que han gastado 6 mil millones en compra de suministros que representa el 93% de lo presupuestado. Afirmó que se busca que el IMSS tenga un gasto eficiente, acabando con la corrupción.

Explicó que para el IMSS puede ser un fracaso no gastar pero se debe gastar con eficiencia y sin corrupción. Aseveró que “se revisará dónde hay concentración de pocas empresas, dónde hay sobreprecios, dónde puede existir priorización equivocada”. “Se buscará que cada peso del gobierno federal y de las cuotas patronales sean cuidados con ánimo y espíritu sagrado. Gastarlo de manera eficiente y honrada”. Sin duda de corrupción, afirmó.

El nuevo funcionario aseveró que la buena política puede recuperar al IMSS, pues la mala política lo echó a perder.

López Obrador dijo que el sistema de salud está peor que el sistema educativo, pero por cuestiones políticas todo se cargó a la mal llamada reforma educativa. Fue enfático en asegurar que no se está despidiendo a nadie en el IMSS. Dijo que esas declaraciones son para desprestigiar al gobierno. "Ya ven como es el hampa del periodismo". No obstante, reconoció que está mal el sistema de salud, pero para eso son los esfuerzos que se están haciendo para recuperar la salud.

"Me comprometo a que en este gobierno se haga valer el derecho del pueblo de México a la salud como lo establece la Constitución. Solo requiero tiempo porque dejaron en ruinas el sistema de salud", afirmó.

"No es que no se estén comprando medicinas o que falten, es que se están revisando contratos que se hicieron con empresas para construir hospitales y que quedaron inconclusos". Refirió.

Anunció que la próxima semana se darán a conocerlas las obras inconclusas y la gran corrupción que imperó en el seguro y en el ISSSTE, en Pemex, en todas partes. Se va a poner a descubierto todo el régimen de corrupción que había, señaló.

Dijo hay asociaciones que tienen que ver con la transparencia y combate a la corrupción pero las empresas que apoyaban esas asociaciones no pagaban impuestos.

Expuso como ejemplo de corrupción en las obras de salud, el hospital de Zumpango, estado de México, donde reportaron un gasto de 7 mil millones de pesos, casi 20 veces más de lo que debió costar.

Anunció que se creará el instituto de la salud para el bienestar y se va a integrar todo el sistema de salud. Va haber dos maneras de dar atención médica al pueblo, la tradicional y el Instituto de Salud para el Bienestar para atender a la población abierta, contemplando la prevención. "Vamos a tener un sistema de salud como el de Dinamarca, como el de Canadá, no es problema de presupuesto, es de corrupción".

"Es mucho el lucro y la corrupción como para robarse el dinero de las medicinas, es pensar que se estaba en plena decadencia".

Por otra parte, López Obrador reiteró que no se debe privatizar nada, con respecto a la denuncia hecha contra el alcalde del municipio del Centro, en Villahermosa, Tabasco,  que intenta vender el edificio público donde está la sede del palacio municipal. Se debe acabar con ese tipo de políticas, aseguró, “es de juicio práctico, no dan buenos resultados”.

Sobre la acción del alcalde, indicó que la gente no aprobaría que se vendan edificios públicos. Reiteró que cero corrupción, cero impunidad.

También manifestó que a los que tienen intereses y vivían al amparo del poder público, haciendo negocios, pues ya se acabó la corrupción, “aunque haya amenazas y chantajes no vamos a ceder”.

Sobre el expresidente Felipe Calderón dijo que no puede señalar a nadie, si no se tiene pruebas, “no nos corresponde juzgar, yo ya en su momento cuando fui opositor hice denuncias hasta formales. Hice denuncias en contra de todos los gobernantes del periodo neoliberal, pero ahora tengo otro encargo, pero no puedo hacer juicios temerarios. La voz del pueblo es la voz de la historia.”