México.- El presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, evadió la pregunta de si el Ejército seguirá fumigando las regiones amapoleras de Guerrero donde los campesinos se han quejado de la baja producción de la amapola que históricamente ha sido la principal fuente de ingresos económicos, y donde por esta causa se estaría gestando una crisis alimentaria en la zona.

Ayer, durante su conferencia matutina, el mandatario señaló que el gobierno federal se encuentra preparando un plan para productores, para que en vez de amapola, se estimule la producción de maíz.

Señaló que ya se aplican programas sociales en beneficio de los productores de la región montaña, y de la región centro de Chilpancingo.

En la conferencia de este día, a pregunta expresa de Bajo Palabra sobre si el Ejército dejará de fumigar los sembradíos de amapola, que es la principal demanda de los pobladores, Obrador volvió a usar el recurso de  dar un largo rodeo para terminar diciendo nada. Finalmente, se refirió a que hubo una reunión de funcionarios y líderes con Amílcar Sandoval y que ahí se atendió lo de los apoyos.

Dijo que se escucha a todos y se les da preferencia a los más pobres y que están recibiendo apoyos.

Refirió que en este caso, dijo que hubo una reunión con pobladores, servidores públicos y se llegó a un acuerdo, estuvo su coordinador Amílcar Sandoval y otros servidores públicos

Acerca de la propuesta del gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, de que la legalización de la amapola podría pacificar ese estado, el presidente dijo que “eso es algo que vamos a resolver en su momento”. "Lo dije ayer, primero desterrar la corrupción, la injusticia, para que con justicia garantizar la paz y la tranquilidad”. “Vamos en eso, vamos avanzando, es un cambio de fondo, es un cambio de régimen, no es cambio de gobierno. Van a cambiar muchas cosas y nos faltan otras, pero es de cambiar permanentemente”.

Ayer López Obrador refirió que la baja producción de amapola en la sierra de Guerrero, es atribuida por los campesinos al incremento en el consumo de drogas sintéticas.

Los productores de amapola, han realizado diversos pronunciamientos para que el propio Ejército Mexicano frene la destrucción de plantíos, y que se busque una ruta legal para la producción de enervantes.