México.- Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, informó que ya concluyó la investigación en contra de José Manuel Sanz, jefe de la Oficina de la Gubernatura del Estado de Morelos, en donde no se encontró ningún delito que perseguir.

En su conferencia mañanera realizada en Cuernavaca, Morelos y a pregunta de un reportero, sobre si consideraba pertinente que se separara de sus cargos a los funcionarios involucrados en presuntos desvíos por al menos de 741 millones de pesos y retiros en efectivo por 122 millones de pesos.

Reveló que la investigación ya había concluido y que “no se ha encontrado ningún deleito o presunto delito”.

Detalló que el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto Castillo, le informó que “no se demostró que el dinero viniera de procedencia ilícita”.

Aunque aclaró que aún hay denuncias presentadas pero que esas corresponden atender a la Fiscalía General de la República, pero en cuanto al gobierno, reiteró, “no hay elementos en lo que tiene que ver con el manejo de dinero en el caso de Morelos”.

Recomendó actuar siempre con apego a la verdad, “porque no es acusar por acusar con propósitos políticos o partidistas, donde se encuentran elementos se procede, pero en este caso no".