México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó este día el ataque armado contra la familia LeBarón ocurrido ayer en los límites de Chihuahua y Sonora donde fueron emboscados.

“Vamos a informar sobre esta lamentable emboscada en la que perdieron la vida miembros de la familia LeBarón. Envío un pésame a la familia LeBarón y a los familiares de las víctimas. Vamos a informarles y detectar las causas y detener a los culpables y hacer lo que nos corresponde y que haya justicia”, dijo el presidente.

Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública, dio una explicación minuto a minuto de la ineficiente y tarde respuesta que dio la Seguridad Pública a la agresión que sufrió esta familia mormona.

El secretario dijo: “quisiera presentarles una cronología de hechos, ya que ayer no fue posible informarles por ser una zona de difícil acceso”.

Precisó que el saldo de la agresión es de nueve fallecidos: tres mujeres y seis menores, así como seis lesionados, una niña ilesa, y una desaparecida. Contacto permanente con autoridades.

El funcionario indicó que el lugar del atentado es una zona de disputa del cartel del Pacífico.

El presidente pidió no especular sobre el atentado y esperar a tener toda la información de las investigaciones. “Apenas se está recogiendo la información del ataque a la familia LeBarón y esperar con el compromiso de que todo lo que sepamos se va a dar a conocer hoy o mañana. Para que no se elaboren hipótesis con prisa y se puedan cometer errores”.

Expresó que “es una zona violenta desde hace muchos años, por lo tanto mañana se dará a conocer los avances de la  información”.

“Hay que esperar para ver qué es lo que sucedió, si fue una confusión y los asesinaron sin saber que era familia”, dijo Obrador.

“Vamos a esperar para tener la información si la familia contaba con seguridad del Estado, para no caer en especulaciones. Teníamos que informar y dar la cara, para que no se fuera a pensar que no queríamos dar la cara. Vamos a esperar los avances de la fiscalía de Sonora, posiblemente la fiscalía de Chihuahua y la fiscalía general de la República”.

López Obrador reiteró que no se ocultará información sobre este hecho. También agradeció la llamada del presidente de Estados Unidos Donald Trump quien pidió hablar sobre el caso.

Aseveró que en el tema de la agresión a la familia LeBarón, es un asunto que compete a México y se tiene que actuar con independencia y conforme a la Constitución y a nuestra soberanía.

“Vamos a revisar si en los convenios y acuerdos vigentes con Estados Unidos hay algo en lo que nos podamos apoyar, pero vamos a determinar todo de manera respetuosa, sin la intervención de ningún gobierno extranjero”.

Expresó que se puede actuar mediante un acuerdo de cooperación con elementos de Estados Unidos si se justifican legalmente las acciones conjuntas, “es posible la cooperación respetando las leyes de nuestras naciones”.

López Obrador manifestó que “ya tenemos resultados y se ha podido detener el ascenso de incidencia delictiva. Son dos puntos que se han podido frenar la incidencia delictiva y el robo de vehículos”.

Expresó que seguirá hablando y criticando a los expresidentes porque detalló que son sinvergüenzas, dijo que Calderón se robó la elección en complicidad con Vicente Fox y declaró la guerra al crimen.