México. Notimex.- El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que el titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, enfrenta una campaña en su contra por parte de los conservadores, aunque confió en que el funcionario aclarará todo lo que se ha difundido sobre sus bienes.

Ello luego de que se diera a conocer que Bartlett Díaz tiene presuntamente 23 casas y que en su declaración 3de3, ante la Secretaría de la Función Pública, ocultó su relación con 12 empresas, además de que sostuvo no tener ningún tipo de conflicto de interés.

Al respecto, López Obrador dijo que no le tiene confianza a quienes hacen estas investigaciones “porque no son honestos, siempre hay un interés económico o político, y lo digo por como he padecido calumnias de ellos, es un periodismo al servicio de los conservadores”, expresó el mandatario en conferencia de prensa.

Comentó que si bien hay grupos opositores que están en todo su derecho de cuestionar, “también nosotros tenemos nuestro derecho a dar nuestro punto de vista. Estaban acostumbrados a que nada mas ellos podían hacer cuestionamientos de todo tipo”, y se pronunció a favor de garantizar el derecho de réplica, siempre con una actitud respetuosa.

Es un hecho, dijo, que están tratando de reagruparse y andan como desquiciados porque nos es para presumir, pero el conservadurismo está moralmente derrotado, porque ellos fueron protagonistas de la política que se impuso en México en los últimos años, uno de los periodos de mayor corrupción en la historia de México”.

En ese sentido el mandatario federal expresó: “que no se pasen, ahora resulta que se dan una sacudida y ahora son los paladines de la transparencia y la honestidad, ya basta de hipocresía, el poder es humildad y hay que actuar con rectitud, con apego a la verdad”.